Si quieres vivir más años, vuélvete rico

anciano-y-rico

¿Ser rico o no? Nuestra situación socioeconómica ya no se limita a un aspecto netamente de estatus, sino también a una cuestión de supervivencia. ¿Cómo?

Pues, recientes estudios en los Estados Unidos y Gran Bretaña demostrarían que si uno quiere vivir más tiene que hacerse rico. Revisemos estos llamativos estudios.

15 años más de vida bien los valen

La investigación de la Facultad de Economía de la Universidad de Stanford ha generado más de una controversia. El estudio concluye que los más ricos de Estados Unidos (alrededor de un 1% de la población es multimillonaria) viven en promedio 15 años más que los más pobres de dicho país. La investigación se realizó a partir de datos recogidos de aproximadamente mil millones de expedientes de impuestos, así como de 7 millones de partidas de defunción, todos emitidos entre 1999 y 2014.

Lee también: Las únicas 5 formas de volverse rico

Así, mientras los estadounidenses más pobres tienen una esperanza de vida de 73 años, los multimillonarios del país de las barras y las estrellas llegan a vivir en promedio 88 años. El caso de los multimillonarios estadounidenses es particular, puesto que dicha edad superaría la esperanza de vida de los más ricos de otros planetas. Además, es importante señalar que a pesar de que los que poseen menos recursos en Estados Unidos poseen una baja esperanza de vida, aún así, logran igualar al de un ciudadano promedio de Sudán o Pakistán.

En el caso de las mujeres multimillonarias, éstas viven en promedio 10 años más que las féminas más pobres de los Estados Unidos. Es importante añadir aquí que con respecto a lo registrado en el 2001, la esperanza de vida entre los más pobres de Estados Unidos se ha mantenido en la misma cifra, mientras que en el caso de los más ricos, dicha esperanza se ha incrementado en 3 años.

Al otro lado del globo… resultados similares

Pero este fenómeno no es exclusivo de Estados Unidos. En el 2011, la Longevity Science Advisory Panel de Gran Bretaña concluyó que los más ricos vivían en promedio 6 años más que los más pobres de la isla. Es decir, mientras los ricos llegaban a los 81 años, los más pobres tenían como esperanza de vida los 75 años.

Los investigadores no se quedaron en los datos. Quisieron averiguar el porqué de la situación. Si bien uno podría imaginar a priori que esta diferencia es motivada por el acceso a hospitales y medicinas de mayor calidad, este factor fue considerado como algo subalterno tras el estudio.

Lo que si encontraron como factor decisivo fue la considerable diferencia a nivel de calidad de vida de ambos grupos de estudio. Mientras que los ricos tenían un estilo de vida saludable, entre las personas de más bajos recursos se observó numerosos casos de obesidad, alcoholismo y enfermedades cardiorrespiratorias atribuidas al consumo excesivo del cigarrillo.

Como señala el investigador Angus Deaton de la Universidad de Princeton, la diferencia entre los que viven menos y los que viven más no está en el dinero: “El tristemente célebre uno por ciento no solo es más rico, sino mucho más sano”.

Vía: iprofesional.com / elfinanciero.com.mx
Foto: west-info.eu

Artículos Relacionados