Tips para coleccionar arte sin gastar mucho dinero

muestra-de-arte

Comúnmente son percibidos como individuos con mucho dinero, que visten trajes muy vistosos, que poseen grandes casas, y que entre sus muchos pasatiempos, se encuentra el de coleccionar obras de arte.

Sin embargo, en este artículo te demostraremos que tanto tú como yo podamos llegar a ser coleccionistas de arte sin tener que gastar miles de dólares en el intento.

  1. Arma tu colección a bajo costo

No todos podemos ser como Roman Abramovich, y comprar pinturas por un valor de $ 142 millones en una sola noche. Sin embargo, ello no implica que no podamos tener una colección de arte bastante interesante. Los expertos en arte recomiendan que los aficionados opten por comprar obras de nuevos artistas y no de los clásicos, cuyas obras fácilmente pueden sobrepasar los varios miles de dólares (o, incluso, de millones).

Lee también: La decisión de invertir en metales y artículos de colección

Lo interesante, en este caso, es que muchas de esas obras de artistas hoy desconocidos pueden revalorizarse con los años si hemos tenido buen ojo para observar todo su potencial artístico.

  1. Aprende de arte

Un aspecto que diferencia a todo coleccionista de arte de un fanfarrón es el hecho que el primero sabe de arte, y no se deja guiar por la opinión de los eruditos al momento de adquirir una obra. Muchos denominados “especialistas” del arte se acercarán a ti para hablarte maravillosas de tal o cual artista, que sin tú saberlo, son sus patrocinados o protegidos.

Así que sea cual sea la disciplina artística de tu predilección, nunca dejes de aprender sobre los nuevos artistas y corrientes que están surgiendo.

  1. Opta por lo especializado en lugar de lo general

Con poco dinero es más que imposible que puedas armar una colección general de lo que te gusta. Así que enfócate en una corriente o un artista particular para iniciar tu colección. Si eres fan de determinado grupo de rock, por ejemplo, podrías comenzar por comprar los álbumes de estudio de ese grupo, así como discos en vivo o lados B de la banda. Igual en la pintura o en el cine.

Una amplia y completa colección sobre un artista determinado puede valer miles de dólares en el mercado. Es una divertida forma de invertir.

  1. Cuida lo que adquieras

Cuando adquieres una obra de arte, te vuelves el protector de ésta, aunque no lo hayas asumido así explícitamente. Muchas obras pueden desaparecer en el camino, por ejemplo, libros de determinada edición que ya no se encuentren en bibliotecas, álbumes o LPs que no hayan sido redituados, pinturas únicas, etc.

Quizás, en algún momento, tú poseas la única copia de ese material. Es por ello que debes cuidarlo como oro. Y no sólo porque se trate de una inversión económica (mientras más cuidada la obra, mayor será su valor), sino también, por el legado cultural que cada obra guarda.

  1. Exhibe tu colección

Y aquí hay muchos llamados “coleccionistas” que incurren en un grave error. Las colecciones están para mostrarlas y no para guardarlas en un cofre cerrado. Organiza tu colección de una forma llamativa en un lugar determinado y muéstrasela a tus amigos y conocidos, y por qué no, a otros admiradores de ese artista o corriente determinada. Esa es tu pequeña contribución para el mundo. No les niegues a otros lo que tú puedes disfrutar.

Vía: lasprovincias.es / complotmagazine.com
Foto: triplearte.com

Mira este video: Cinco consejos para coleccionar arte