6 pasos para digitalizar tu negocio

negocio

negocio

Cualquier negocio, incluyendo a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), puede digitalizar sus procesos internos que lo llevarán a obtener seis beneficios, principalmente.

Y es que ya la transformación digital es más que un reto de gestión que la simple implantación de tecnología. Esa estrategia de gestión, para que sea exitosa, debe incorporarse al día a día de una empresa y ser asumida por toda la organización.

El error de pensar que con una web lo resuelvo todo es más frecuente de lo que podamos imaginar. Una web puede ser una ejecución final de una ruta, pero el punto importante del proceso es entender cómo, de verdad, afectará a nuestro negocio.

El reto de la transformación digital es el reto a la productividad, porque si no hay productividad, no es una transformación digital, sino una moda.

¿Por dónde empezar?

Lo primero que se debe hacer es saber bien cuál es tu cadena de valor y quiénes son los competidores. En esa primera fase de análisis también se debe entender qué tecnologías están aportando o desestimando una parte o varias de la cadena de valor.

Y; claro, las empresas deben tener claro dónde están y cuáles son sus objetivos de negocio, principalmente basados en qué están haciendo sus competidores.

Por ello que los pasos que debe dar una empresa para abordar un proyecto de transformación o desarrollo digital son, primero, elaborar un plan de marketing proporcional a las necesidades y objetivos puntuales de la empresa.

Ese plan de marketing sirve para conocer mejor la empresa, el entorno; la competencia, los clientes, nuestros puntos débiles y fuertes; para organizar mejor a nuestro equipo y para priorizar las acciones que debemos desarrollar para que la empresa obtenga mejores resultados.

6 pasos para digitalizar tu negocio

  1. Reflexionar sobre las competencias de la empresa identificando sus fortalezas, debilidades y amenazas. Es necesario incluir en el análisis qué está haciendo nuestra competencia en Internet, las tendencias tecnológicas, el comportamiento del nuevo consumidor, entre otros aspectos. Conocer a nuestra competencia, nos ayudará a saber qué estrategias están desarrollando, si los usuarios están satisfechos con los productos que les ofrecen y con los que no, etc.
  2. Definir el target. Hay que preguntarse : ¿cuál es tu público objetivo? Y, sobre todo, no pierdas de vista cómo es y qué desea. Las cuestiones que debes responder son: ¿quién busca?, ¿qué busca?, ¿dónde busca? y ¿cómo busca? (con dispositivos móviles…).
  3. Establecer objetivos específicos, medibles, alcanzables y que puedan ser fácil y rápidamente reorientados, si es necesario. Pregúntate: ¿quiero generar más ventas?, ¿quiero más notoriedad de marca?, ¿quiero retener y fidelizar a mis clientes?, ¿quiero vender fuera del país?
  4. Definir las estrategias a implementar. En esta fase, se debe proponer crear una estrategia pensada en el usuario. Entonces elabórala pensando en los tres meses siguientes. Las estrategias a largo plazo dentro del mundo online no son aconsejables. Analiza ¿qué canales te conviene utilizar para tu mercado?, ¿qué estrategia vas a establecer para cada uno de esos canales?
  5. Crear un plan de acción para llevar a cabo todas las acciones y elabora un presupuesto para ello.
  6. Y, sobre todo, medir todas y cada una de las acciones que se realice para poder potenciar aquellas que te han funcionado, así como poder estudiar con sumo detalle las que no.

¿Crees que todo negocio debe incorporar tecnología?

Vía: emprendedores.es
Foto: mundoejecutivoexpress

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion