Cómo descansar si eres un adicto al trabajo

adicto-al-trabajo

La idea de unas vacaciones, es descansar y compartir tiempo con su familia; realizar sus compras de manera tranquila y renovarse para el siguiente año. Pero muchos ejecutivos sólo mudan su oficina y la vuelven portátil.

Para poder descansar como es debido, lo primero que hay qué hacer es crear una “cultura del descanso” en las organizaciones y no tomar las temporadas de vacaciones como la única oportunidad de relajarse y separarse de los deberes laborales.

La clave no es descansar en vacaciones, sino hacerlo de manera regular. Hay mucha gente que se la pasa esperando las vacaciones para poder relajarse y es vital que el ejecutivo tenga en cuenta al descanso como un elemento de su agenda y con romper el paradigma del que más se esfuerza es quien da mejores resultados.

A los ejecutivos que no pueden desconectarse del trabajo se les llama empresarios bárbaros. Este perfil corresponde a aquellas personas que para llegar a donde están tuvieron que luchar contra viento y marea y cuando lo logran, se quedan con su chip de que sólo a través de un esfuerzo descomunal se puede llegar a los objetivos, entonces, es muy difícil que puedan delegar o descansar en sus periodos vacacionales.

Para este tipo de empresarios se recomiendan los siguientes consejos:

No gadgets: Si lo que realmente se desea es descansar, evita llevar cualquier equipo electrónico que sirva para tener contacto con la empresa. Lo que sí puedes hacer es llevar una bitácora por escrito. Lo más probable es que como la mente está despejada, pueden venir grandes ideas.

Crear la cultura de la confianza hacia tus colaboradores: Hay que empezar a crear el pensamiento del yo sé que ellos van a sacar las cosas sin mí. Crear una cultura de delegar es una de las partes más importantes para tener unas vacaciones tranquilas, sin embargo, hay que recordar que delegar forma parte de una cultura empresarial que se construye con tiempo y dedicación.

Si hasta ahora suena muy lindo, la parte operativa para lograrlo es delegar y verdaderamente descansar. Aquí cinco secretos para delegar:

Secreto 1. Tu gente debe saber dónde estás tú como organización y hacia dónde vas.

Secreto 2. Tu gente debe saber a dónde va como individuos. Esto siempre debe estar validado por el director y ejecutivo, es parte de delegar.

Secreto 3. Elegir el perfil adecuado para el puesto adecuado. Este punto es tema importante en el área de reaclutamiento, si tu personal cuenta con las capacidades necesarias para su puesto, su trabajo será excelente, si no, olvida tranquilidad en tus vacaciones.

Secreto 4. Debes lograr que tu empresa cuente, a parte de con un solo objetivo, tener un solo propósito superior. Es importante que tu empresa tenga alma, porque cuando la empresa tiene alma y sabemos que lo que hacemos está beneficiando a un grupo de personas, entonces uno se pone la pila de forma automática.

Secreto 5. Debes dejar muy claro qué es lo que esperas de tu equipo en el tiempo en que no vas a estar, hay que ser claro y específicos, hay que dejar a un lado el – yo creía que tú sabías-.

Si eres dueño de un negocio y no te puedes ir  de vacaciones, en realidad el negocio es dueño de ti.

Fuente: Alto Nivel

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion