Conoce los 7 monstruos mitológicos que invaden las oficinas

gorgona

La mitología llega hasta nuestra oficinas. Y no precisamente han llegado los dioses y ninfas. Sino los seres más grotescos y peligrosos: las bestias.

Acompáñame en este peligroso recorrido a través de tu oficina y descubramos que seres mitológicos se esconden tras la apariencia física de tu jefe o de tus compañeros de trabajo:

1. El sátiro

EN LA MITOLOGÍA: El sátiro es un ser con la mitad de cuerpo de carnero (de la cintura para abajo) y la otra mitad humana. No hablamos de un sátiro sino de varios, los cuales formaban parte del séquito del dios Dioniso. Se caracterizan por su picardía y alegría exacerbada, y tienen un gusto desmesurado por el licor, las mujeres y toda clase de diversiones.

EN LA OFICINA: El sátiro suele estar encarnado en la figura del jefe varón. Y sus potenciales víctimas suelen ser las mujeres más jóvenes de la oficina. Este sujeto suele hacer uso de su poder y autoridad para obtener lo que quiere de ellas. Si éstas se dejan manipular a su antojo por el sátiro, pueden ocurrir consecuencias irremediables.

Lee también: Cómo enfrentarse a la gente tóxica y abusiva de la oficina

2. La sirena

EN LA MITOLOGÍA: Las primeras referencias se encuentran en Homero y aluden a una mujer con la mitad del cuerpo (parte inferior) con forma de ave. Sin embargo, en posteriores relatos adquiriría su forma final: una mujer hermosa con cola de pez. Se caracterizan por poseer una canto muy hermoso, que utilizan para atrapar a los hombres y convertirlos en su alimento.

EN LA OFICINA: Es la figura contraria al sátiro. Esta vez son las mujeres jóvenes, quien gracias a sus encantos físicos, embelesan a compañeros, supervisores y jefes para obtener lo que quieren. Son prácticamente irresistibles a los ojos de todo varón.

3. Tifón

EN LA MITOLOGÍA: Fue una de las pocas bestias de la mitología que se atrevió a combatir a Zeus, y estuvo a un paso de derrocarlo. Tifón es un enorme monstruo alado del tamaño de una montaña, con dragones en lugar de dedos y serpientes en lugar de piernas. Es muy fuerte y poderoso a pesar de no ser un dios.

EN LA OFICINA: Siempre hay un Tifón en la oficina. Es aquel que busca acceder a un mejor puesto sin importarle lo que suceda con el compañero o jefe que ostenta dicho puesto actualmente. No tienen reparos en urdir mentiras y en actuar intencionalmente contra el sujeto que pretenden destruir.

[pullquote]El sátiro suele estar encarnado en la figura del jefe varón y sus potenciales víctimas suelen ser las mujeres más jóvenes de la oficina.[/pullquote]

4. Cancerbero

EN LA MITOLOGÍA: Es el animal de tres cabezas de perro que resguardan la entrada al Infierno. Es un guardián celoso de los dominios del dios Hades, de hecho, es la bestia con quien más confianza mantiene el rey del Inframundo. Es una bestia muy irascible y ante la menor molestia desata toda su furia.

EN LA OFICINA: Suelen ser la mano derecha del jefe. El Cancerbero de la oficina cree tener el mismo poder que el jefe. Hace y deshace reuniones cuando quiere, habla mal a los colaboradores e, incluso, se toma ciertas atribuciones gerenciales que no le corresponde, a pesar de ser un eterno subalterno.

5. La górgona

EN LA MITOLOGÍA: Es uno de los monstruos más poderosos de la mitología clásica. Con forma de mujer, pero con unos cabellos en forma de serpiente, a la górgona le basta lanzar una mirada sobre su oponente para convertirlo en piedra. Las górgonas eran las viejas protectoras de los oráculos.

EN LA OFICINA: Son aquellas mujeres u hombres que con solo verlos percibes su “mala espina”. Son compañeros cargados de resentimiento, que por situaciones adversas (mal salario, no son promovidos o problemas caseros) desean que al resto les vaya tan mal como a ellos. Son extremadamente negativos, y pueden echar al agua los mejores equipos de trabajo.

6. El cíclope

EN LA MITOLOGÍA: Los cíclopes eran seres gigantescos de un solo ojo, que se caracterizaban por su gran fuerza física pero también por su poca inteligencia. Fueron encerrados por el dios Urano en el monte Tártaro, aunque posteriormente fueron liberados y vencidos por otro dios, Apolo.

EN LA OFICINA: Un cíclope se puede identificar de inmediato. Es una persona que se cree muy poderosa, pero que posee muy poco seso para tomar buenas decisiones. Cuando el cíclope es tu compañero, hay poco que temer. Pero, cuando es tu jefe, te verás envuelto en cada uno de sus yerros.

Y tú, ¿ya identificaste a los seres mitológicos de tu oficina?

Vía: entrepreneur.com
Foto: elespejogotico.blogspot.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments