5 consejos para que tu empresa no fracase en el mundo digital

Amigo empresario, si tienes una empresa y no la has colocado en el mundo digital. Tranquilo, aún hay solución. Solo no dejes de leer este artículo.

Abrir una empresa no solo se trata de conseguir el nombre o el capital, también hay que considerar algunos otros puntos que permitirán que la compañía no cierre en un corto plazo.

Y si se trata de una pequeña y mediana empresa, sin duda que no puede sobrevivir sin tener una transformación digital, sin emprendedores capaces de adaptarse, y sin sacar el máximo partido de la tecnología.

Sin embargo, cuando se inicia el camino hacia la digitalización, se debe tener cuidado de no arriesgar mucho, pero abriendo la puerta a nuevas tecnologías, y utilizarlas para aumentar el éxito de la empresa.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Por ejemplo, compenetrarse en redes sociales, el nivel de inclusión digital, las demandas de los usuarios, y el consumo online son claves en marcar el ritmo que las Pyme deben seguir en adoptar nuevas tecnologías.

Así que te mostramos las cosas más importantes a tener en cuenta a la hora de hacer el cambio hacia el mundo digital.

1. Internet es clave en la existencia

Aunque nuestro país tiene un gran número de población conectada a la web, todavía un buen número de pymes siguen sin entrar en el mundo del Internet.  Hay que tener en cuenta que la presencia en la red hace la diferencia entre existir o no hacerlo en el mundo de los negocios.

2. Tener en cuenta las pequeñas pantallas

Cada vez más ya casi todas las actividades se reducen al uso de los smartphones. Es más, muchas personas pasan más de dos horas al día en su móvil y lo usan para el 80 por ciento de sus diligencias. Por ello, tener en cuenta que el sitio web debe ser responsive puede atraer más clientes para que puedan acceder a toda la información desde su móvil o tablet. ¿El resultado? Estarán más conectado al negocio.

Te puede interesar: 10 herramientas digitales que harán crecer tu negocio

3. Adaptabilidad

En un mundo donde más del 90 por ciento de los consumidores utilizan Internet para obtener información, precios, ofertas y críticas, cada negocio y empresa debe tener un sitio web capaz de satisfacer sus demandas y atraerlos a sus productos. De esta misma manera, adaptar la página web a las demandas del público es clave para aumentar las ofertas y diferenciarse de las empresas que no están a la altura de la demanda.

4. Compenetrarse al mundo social digital

Las pequeñas y medianas empresas deben también compenetrarse en las redes sociales y tener perfiles activos (Facebook, LinkedIn, Instagran, WhatsApp, etc). Y es que el mundo de los negocios ocurre en las redes sociales, por lo que tener una presencia activa significa tener una buena posición entre los futuros clientes.

5. La publicidad no lo es todo

Tener un perfil activo en RRSS es un paso clave en la digitalización, pero la actividad que se le de resulta en la apariencia pública de la empresa. Se calcula que mas del 85 por ciento de las cuentas de empresas se dedican a promocionar productos, lo cual crea saturación y aburre a los posibles seguidores y clientes. Antes de hacer publicidad de todos los servicios o productos, es mejor publicar cosas de interés y situarse como expertos en el área de trabajo.

Vía: masentrepreneur.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL