5 estrategias para que tu Pyme pueda dar el salto al extranjero

Acceder a los mercados externos es uno de los sueños de las pequeñas y medianas empresas nacionales, que ven en la exportación de sus bienes o servicios la gran oportunidad para crecer. ¿Cómo hacerlo?

Cuando una empresa tiene consolidada su posición a nivel nacional, es normal que empiece a plantearse nuevas metas: objetivos internacionales.

Puede que su producto funcione en el extranjero, pero entrar en un mercado desconocido siempre es un proceso complicado. Y si hablamos de una Pyme, los obstáculos se multiplican, pues la mayoría de pequeñas y medianas empresas se mueven en la incertidumbre cuando piensan en internacionalizar su negocio.

Para tener éxito se debe poner en marcha necesariamente varias tácticas en marketing internacional a escala Pyme que aquí te mostramos:

1. Fortalecer la marca en el extranjero

Ningún usuario extranjero hará negocios con una empresa si no tiene un conocimiento previo sobre a qué se dedica. La primera parte de la estrategia de marketing internacional debe centrarse precisamente en eso, usando muchas herramientas.

El punto de partida es traducir los contenidos del sitio web a otro idioma, pero no de cualquier manera: se necesitan personas nativas con conocimientos de marketing. También es muy recomendable empezar a generar contenido multilingüe en redes sociales y en blogs especializados.

2. SEO multilingüe

Traducir la web a otro idioma no es suficiente para conseguir un buen SEO en las búsquedas realizadas desde un país extranjero. Si se desea destacar en los rankings internacionales, no que más remedio que recurrir a un consultor SEO especialista en los países de destino. Ser un experto en Google a veces no es suficiente. Si el nuevo mercado es China, por ejemplo, las reglas del juego cambian (allí el buscador más popular es Baidu).

3. Publicidad segmentada

Invertir en publicidad es un requisito básico para dar a conocer la empresa en el extranjero y conseguir leads. Por otro lado, poner en marcha una campaña de Google AdWords por cuenta propia puede ser bastante complicado. Lo mejor sería recurrir a un experto SEM, si lo que se quiere es centrarse en publicidad en buscadores o en display advertising.

Otra manera de promoción más sencilla y accesible es a través de ads en redes sociales. Los social ads requieren menor inversión, pero mayor segmentación; de lo contrario, no serán capaces de conseguir un volumen mínimo de tráfico relevante. En este sentido, Facebook y LinkedIn pueden ser dos buenas opciones de promoción B2C y B2B, respectivamente.

Te puede interesar: 5 cosas que debes saber para negociar con extranjeros (según su procedencia)

4. Inbound marketing en otro idioma

Las estrategias de contenido ayudarán a atraer tráfico valioso a la página web. Si el emprendedor es constante, se generará un flujo de producción y publicación para impactar en el usuario extranjero a través de la coordinación de acciones en blogs, redes sociales, correo electrónico, etc.

Hay que asegurarse de tener una adecuada gestión de las visitas, para que haya posibilidad de conversión: los formularios, las llamadas a la acción, los emails de respuesta, los landing pages… todo debe estar optimizado para el target internacional.

5. Contactos

Para internacionalizar el negocio, se necesita ayuda, pues todo no se puede hacer por uno mismo. De la misma forma que a nivel offline se debe buscar establecer alianzas con firmas locales en el país de destino, mientras que en el mundo online se puede recurrir a tácticas de marketing colaborativo para que la marca sea más conocida.

En este sentido, hay que buscar recomendaciones en redes sociales de usuarios extranjeros, posts en los que se mencione la marca, etc. Una forma de asegurarse algunos ingresos es a través de las redes de afiliados, aunque hay que estudiar detenidamente todas las opciones.

Vía: contunegocio.es

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados