5 tipos colaboradores que toda pyme debe tener

pyme

El éxito de tu negocio no será solamente por el trabajo que tú le pongas, es el grupo de personas que elijas para tu negocio que hará grande a la compañia. Es por eso que debes tomar mucha atención a las personas que contratas para tu negocio. Tomando en cuenta las siguientes personas que no deben faltar en tu negocio.

Estás son las cinco clases de empleados que toda compañía debe tener para alcanzar el éxito:

1.- El mentor

Muchos de los nuevos negocios no tienen un área de entrenamiento formal, ni de programas de desarrollo. Todo se aprende al paso, es por eso que siempre en tu negocio debe haber alguien que tenga la paciencia de enseñar a los nuevos trabajadores, alguien en que confies que podrá llevar por el buen camino a los nuevos trabajadores.

Tener empleados que quieran compartir sus conocimientos con otros, le quita una gran carga a los dueños de los negocios. No solo se elimina el costo extra de contratar especialistas en capacitación, sino que también entrega un conocimiento institucional que solamente las personas que están dentro de  una empresa poseen.

Este tipo de empleados son los que ayudan a construir a la siguiente generación de líderes para la compañía, lo que también trae consigo grandes beneficios para el momento de la sucesión.

2.- El buscador de conocimientos

No todos los empleados son líderes, y eso está bien. Lo esencial es que tenga pasión por el negocio y sed de conocimiento. Este tipo de empleados no están satisfechos con saber lo básico de su trabajo, siempre quieren aprender más, ya sea de la operación diaria, tomando cursos extra o incluso estudiando algún posgrado.

Este tipo de actitud se puede contagiar hacia los demás empleados y hasta inspirarlos para estudiar en un futuro. Adicionalmente, esta clase de empleados suelen estar pendientes de los avances tecnológicos y de las últimas tendencias, lo cual es necesario para mantenerse actualizados en el negocio.

3.- El hombre (o mujer) renacentista

Los dueños de negocios deben tener varias caras, desde el director hasta la de administración de Recursos Humanos, por lo que les es de gran ayuda contar con empleados en su equipo que sean igualmente multifacéticos. La gente que puede trabajar y aportar algo en varias áreas de la compañía son inmensamente valiosos.

Además, tienden a sentirse abrumados por la cantidad de tareas pendientes y a tener equipos de trabajos limitados. Por eso, es importante conseguir a este tipo de personas que pueda hacerse cargo de ciertas tareas, para que el dueño se concentre en el crecimiento y las estrategias.

4.- El Optimista

Si una pequeña empresa ha logrado sobrevivir a la crisis, problemas, batallando para mantenerse a flote. Trabajar para una compañía que está teniendo problemas financieros, no es bueno para ningún empleado, es por eso que siempre debemos tener un empleado optimista, que aunque no vaya ayudar a salir de los problemas a la empresa, si va a mantener con animos a los empleados de tu empresa.

5.- El Retador

Este tipo de empleados son los que apoyan las decisiones de los dueños en un 100%, no es nada malo, pero también es bueno contar con algunos cuantos que estén dispuestos a hablar y a retar el estatus o incluso una dirección que la empresa esté tomando.

Rodearse solo de personas que digan que sí a todo, no tiene ningún beneficio para usted o su negocio en general,  simplemente porque no todas las ideas son brillantes.

En su lugar, lo que debe cultivar es una atmósfera de debate saludable y una cultura de colaboración para asegurar que en su negocio se generen grandes ideas y estrategias. Todos necesitan mantenerse en la realidad y la gente que trabaja diariamente en su negocio es la que puede dársela.

 

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.