7 claves para pasar de ser legal a formal

La legalidad y la formalidad son dos caras de la misma moneda. Un negocio es legal, cuando dispone de las autorizaciones respectivas para funcionar y es formal, cuando se desempeña aplicando los criterios y métodos que le permitirán ser eficiente, eficaz y efectivo.

Quien pretenda ingresar al mundo emprendedor debe saber que una de las claves del éxito es la formalización, que es el proceso donde se aplican los métodos y las técnicas de las buenas prácticas en gestión empresarial de negocios.

Es decir, para abrir una empresa hay que ser legal, cumplir con los requisitos formales, pero para ser formal se requiere visión empresarial. Porque no todas las Pymes legales son formales.

Por ejemplo, muchas empresas legales incumplen los contratos, engañan al consumidor, proveen productos de baja calidad o se gestionan pésimamente en el mundo de los negocios, lo que las convierte en Pymes sumamente informales, con poca credibilidad.

En este escenario, muchos emprendedores se transforman de la noche a la mañana en empresarios, sin guía, experiencia profesional ni pautas fundamentales para manejar técnicamente el negocio.

Por eso que los empresarios de la micro y pequeña empresa requieren un enfoque integral para manejarse con legalidad, orden, calidad y rentabilidad por lo que presentamos las 7 claves para que los empresarios pasen de legales a formales:

1. Actitud emprendedora

Es importante aceptar que hacerse empresario de una Pyme es involucrarse en un compromiso difícil, porque se debe actuar como inversionista, trabajador y empresario al mismo tiempo, además de comprender que para salir adelante hay que esforzarse bastante y capacitarse permanentemente.

2. Diferenciar legalización de formalización

Legalización se refiere a cumplir con las autorizaciones legales que norman el funcionamiento de la Pyme, tener en regla el papeleo. Pero la formalización tiene que ver con un desempeño acorde con los conceptos y técnicas de buena gestión, que garanticen el éxito empresarial. En este ámbito habría que destacar la conveniencia de trabajar con apego a los principios éticos, ya que la Pyme no debe ser la fábrica de productos bamba.

Te puede interesar: 7 secretos Judíos para tener éxito en los negocios el 2017

3. Lógica financiera sana

Cuidar la imagen crediticia para ser sujeto de crédito. Ideas como no sobre endeudarse, no descuidar las cobranzas, no sobre estoquearse en materias primas y otros, son de mucha utilidad.

4. Orientación hacia el consumidor

Combinar los componentes mercadológicos y promocionales buscando la satisfacción de las necesidades y expectativas de los clientes, es lo que da competitividad sostenida a la empresa.

5. Cumplir las obligaciones contables y tributarias

Contar con asesoría profesional especializada evitará meterse en problemas.

6. Estar ateto al entorno

Seguir la evolución del entorno empresarial, como tecnología, legislación, política, economía. Al interior de su empresa, aplicar un comportamiento sistémico de la organización, donde la coordinación y la capacitación continua resulten determinantes clave para el éxito del cumplimiento de las metas.

7. Conocer conceptos empresariales

Productividad, reingeniería, mejora continua, calidad, competitividad, asociatividad, coaching, entre otros, deben ser conceptos conocidos y comprendidos por los empresarios de las Pymepara su aplicación pertinente. Se trata del vocabulario común de todos empresarios.

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados