Adquirir una empresa consolidada: Inicia tu aventura con un negocio

Por lo general, para muchos emprendedores hacerse un hueco en el mercado laboral es difícil. Hay que convencer a proveedores y clientes para que confíen en nuestro producto o servicio y quede demostrada la viabilidad del proyecto.

Ante esto, los emprendedores son conscientes de ello y algunos ven el traspaso o la compra de un negocio en funcionamiento como una opción más segura para convertirse en sus propios jefes.

Esta transacción no es algo nuevo, forma parte de la dinámica empresarial y también es una fórmula para reducir las cifras de muchas pequeñas y medianas empresas que cierran cada año por temas económicos.

La principal ventaja de adquirir una firma consolidada es que ya tienes muchos deberes hechos, como cartera de clientes, proveedores, local, ubicación geográfica, gestión del producto y equipo humano. El problema es el largo papeleo y trámites que implica.

Por ello, si barajas esta opción conviene tener en cuenta algunos aspectos:

– Información. Aunque conozcas el sector, analiza el producto y averigua qué están haciendo y qué planes de futuro hay para el sector.

– Finanzas. Es crítico realizar un estudio exhaustivo de todos los ámbitos económicos de la empresa para no llevarte sorpresas desagradables.

– Negociación. Mantén la distancia emocional. Si te encaprichas demasiado puedes perder tu perspectiva al valorar los informes de la firma.

Fuente: Expansión

Deja un comentario