Aprende cómo aumentar la creatividad en tu trabajo

Muchas personas consideran que ser creativos sólo es bueno si tu trabajo tiene que ver con las ideas, pero expertos señalan que una idea puede cambiar tu carrera y el modelo de un negocio.

Contrario a la que a mayoría de las personas cree, la creatividad  no se produce de forma natural, al contrario, se pueden seguir medidas específicas para impulsar la vena creativa propia y así destacarse en la oficina e impresionar a los superiores.

De acuerdo con Marty Sklar, el ex vicepresidente ejecutivo de Walt Disney Imagineering, opina que se puede enfocar la energía para generar ideas innovadoras que puedan darle la vuelta a los negocios.  Según Sklar, el conocimiento es la clave para abrir el pensamiento y ser más conceptuales.

Todd Henry, autor del podscat y libro The Accidental Creative, asegura que hay diez claves para lograr activar la imaginación y emplearla en el trabajo:

– Ramifícate: lee una revista de un tema que nunca leerías y trata de experimentar en tu vida diaria. Recoge artículos e ideas interesantes en una carpeta que te ayude a buscar inspiración.

– Recarga: Henry dice que la gente tiende a pensar en lo que se gastará de tiempo, pero no en lo que se gastará de energía. Tómate tu tiempo entre reuniones, evita relacionarte con gente que te haga sentirte agotado y dedica un tiempo cada semana para el descanso.

– Protege tu tiempo: no dejes que nadie interrumpa el horario creativo que destines en tu jornada. Para Henry, es a las 5:30 am, antes que el resto de su familia se despierte.

– Establece una “relación” con el arte: ya sea museos o música, el arte puede inspirar tu obra en formas nuevas, ya que impulsan nuevos patrones de pensamiento y fortalecen las conexiones cerebrales.

– Escribe tus ideas: Henry dice que la gente tiene muchas buenas ideas, pero las ignoran y luego las olvidan. Lleva siempre un cuaderno contigo para anotar esos chispazos de creatividad.

Cuando estés atascado, toma un descanso: El descanso mental permite ver el problema desde una nueva perspectiva.

– Busca el apoyo de sus supervisores: Sentirse apoyado por los de arriba es esencial para la productividad.

– Trabajar con la gente a través de una variedad de niveles de experiencia: trata de trabajar con personas de generaciones, trasfondo social y educaciones diferentes para tener ideas muy bien alimentadas.

– Nunca desestimes la idea de alguien: Sklar asegura que si le dices a alguien que sus ideas son estúpidas, jamás lograrás obtener otra participación de su parte. Además,  las ideas que parecen tontas en un primer momento suelen generar ideas nuevas y útiles.

– Conéctate con tu pasión: si las personas están trabajando en proyectos que disfrutan, serán más creativos.

Fuente: Alto Nivel

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion