Claves para administrar un negocio en tiempos modernos

Gestión de negocios

A partir del desarrollo del Internet y otras grandes invenciones de la época, la sociedad se vio inmersa en una revolución total que cambio nuestra forma de relacionarnos, de comunicarnos, de vivir y, por supuesto, cambió hasta la forma de hacer negocios.

Anteriormente para ser un buen gerente bastaba con tener conocimientos en marketing, finanzas, estadísticas, contabilidad, leyes y muchas otras áreas muy importantes dentro de un ente económico, como lo es una empresa, y pues actualmente estos conocimientos continúan teniendo una gran importancia, solo que pasamos de una sociedad basada en el capital a una sociedad basada en el conocimiento y la información, y estos nuevos factores de producción se administran con habilidades muy distintas.

Un gerente no puede ser una máquina que recibe órdenes y las procesa para producir un resultado sistemático, así ya no funcionan las cosas, ahora los administradores deben ser personas de “carne y hueso”, que sienten y perciben los cambios en el entorno, con ideas propias y con la capacidad para decidir el rumbo de un negocio.

Aquí está el meollo del asunto, llegar a dirigir una empresa con solo habilidades técnicas ya no tiene sentido, la contabilidad, leyes y otras áreas de la empresa dejaron de ser un problema gracias al outsourcing. El cloud computing (tecnología que permite administrar información a través de Internet) ha simplificado las labores en una empresa; los smartphones y el teletrabajo llevan la productividad empresarial a niveles nunca antes imaginados.

Y si seguimos encontraremos otros grandes avances que realmente cambiaron la forma de hacer negocios. Es decir, las nuevas tecnologías se encargan de la parte técnica y la labor de un gerente moderno es la de gestionar correctamente el capital intelectual de la empresa.

Por capital intelectual se hace referencia al conjunto de activos no físicos que permiten el funcionamiento de una empresa. Las ideas, el “Know How” y las marcas son algunos ejemplos de esta clase de activos que cada día se hacen más importantes.

Sí un administrador no está preparado para asumir este reto, lo mejor es que se abandone su sueño de trabajar en una gran empresa porque estas ya cambiaron sus modelos de negocios.

Fuente: Negocios y Emprendimientos

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion