¿Como conseguir ideas para tu empresa? (Parte 2)

Es cierto: como dueño, tú eres quien mejor conoce su empresa. Sin embargo, el papel de esta figura es otorgar retroalimentación y evitar la “miopía” común que ciega a los empresarios. Dejarte guiar por un coach empresarial no sólo mejorará tu desempeño, sino también te ofrecerá la experiencia y los conocimientos de alguien que ha trabajado con muchos CEOs -de todo tipo- y que puede resultar en la generación de buenas ideas que ayuden a crecer y expandir tu negocio.

 Relacionado: Crece con un coach ejecutivo

4. Internet y las redes sociales
Internet es una gran e inagotable fuente de información. En la Web encontrarás diversos sitios, blogs y plataformas donde personas de diferentes perfiles y nacionalidades comparten información.

Por eso, es recomendable que te mantengas actualizado y que consultes diariamente las notas y los posts en diferentes lugares. Suscríbete a los newsletters o al servicio de RSS de diversos sitios y participa en foros de discusión. Dentro de éstos podrás pedir la opinión de los usuarios acerca de un problema o de un producto o servicio y recibirás diversas ideas y comentarios.

Las redes sociales son otra notable fuente de nuevas ideas. En ellas no sólo puedes encontrar a gente con intereses comunes, sino también puedes hacer consultas y concursos masivos y conocer las tendencias del momento.

Pero, sin duda, una de las mayores ventajas en social media es que tendrás una audiencia cautiva, de calidad y dispuesta a participar. Antes de lanzar un producto o cuando estés diseñando una estrategia de promoción o una idea para expandir tu negocio, pídeles a tus seguidores su opinión. Por lo general estarán gustosos de apoyarte y te entregarán grandes ideas que pueden revolucionar tu negocio. En Facebook una opción es hacer sencillas encuestas (Facebook polls) o dejar una pregunta abierta en el muro de tu página de fans; en Twitter puedes usar hashtags y en Google Plus abrir una discusión.

5. Networking
Si tu empresa está atravesando una crisis de creatividad o problemas de liquidez, una opción es asociarte con alguien o establecer alianzas estratégicas.

Cuando estés buscando un socio es muy importante que evalúes a detalle el perfil de la persona que necesitas. No se trata sólo de asociarte con un amigo o un familiar, sino de establecer una relación beneficiosa para tu empresa. Contacta a alguien que tenga características y habilidades distintas a las tuyas. Es recomendable que no te asocies con un “mini-yo”, es decir, una persona que sea idéntica a ti, puesto que de la diversidad podrás obtener ideas más innovadoras y encontrar oportunidades y amenazas donde tú no lo hubieras imaginado.

Para cualquier emprendedor, el networking es una estrategia necesaria para conocer socios, establecer alianzas y generar grandes ideas. Es importante que periódicamente asistas a eventos relacionados con tu giro e identifiques a los influenciadores y expertos en tu industria y les pidas su opinión acerca de tu producto o servicio. Seguramente te proporcionarán información valiosa y te mostrarán áreas de mejora, así como los puntos fuertes y débiles de tu proyecto.

6. Amigos y familiares
Aunque pareciera una opción obvia o poco profesional, en las personas más cercanas a ti puedes encontrar buenas ideas para mejorar tu negocio.

Existen dos factores destacables de preguntarle a tus allegados: confianza y diversidad. Es decir, tanto en tu familia como en tu círculo de amistades seguramente hay personas de distintas edades, personalidades y profesiones, que tendrán la confianza de decirte la verdad acerca de lo que piensan de tus productos o servicios.

Recuerda que puedes aprender de todas las personas y que las ideas más revolucionarias pueden surgir de la menos esperada

Regresar a: Parte 1

Fuente: soy entrepreneur

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion