¿Cómo minimizar los riesgos más comunes al emprender un negocio? (Parte 1)

Cuando una persona va a emprender un negocio El factor No.1 que lo detiene es el riesgo y especialmente el temor de no saber cómo manejarlo.

 

Es verdad que cuando piensas en iniciar una pequeña empresa pones en riesgo muchas cosas, desde tu dinero hasta tus relaciones familiares y nunca faltan un sin fin de preguntas que te hacen dudar y posponer tu proyecto.
Lamentablemente, no saber cómo administrar el riesgo hace que muchos buenos proyectos empresariales mueran antes de haber nacido.

Ante esto suelen surgir 2 posturas: quienes ignoran los factores de riesgo y se lanzan a ciegas a iniciar un proyecto sin planificación y segundo quienes no toman acción y deciden no hacer nada porque prefieren evitarlos. Ambas desde luego erróneas pues no te llevan a nada positivo.

Así que, si bien el riesgo es algo natural en el proceso emprendedor, también es cierto que se debe estar consciente de cuáles son los riesgos más comunes que enfrentarás en el camino de emprender un negocio y cómo puedes minimizarlos.

1. Temor al Riesgo
Al construir un negocio lo primero que debes tener muy claro es que conlleva riesgos con los que tendrás que lidiar todo el tiempo. Siempre habrá imprevistos o situaciones fuera de tu control que tendrás que aprender a resolver.

El riesgo es algo natural que te acompañará a lo largo de toda la aventura emprendedora y lo más importante no es evitarlo sino aprender a identificarlo y controlarlo a través de una adecuada planificación.

2. Riesgo por Los Cambios del Entorno
Está claro que la globalización y las comunicaciones hacen que nuestro entorno cambie rápidamente. Eso significa que lo que hoy funciona no necesariamente funcionará dentro de 2 años. La competencia cambia, los clientes cambian, la economía cambia. Por tanto, debes aprender a cambiar y hacerlo con rapidez. Debes ser un emprendedor que lee, que aprende y que se actualiza constantemente para poder mantener su negocio a flote.

3. Riesgo por No Conocer el Negocio
Muchos emprendedores se sienten inseguros ante la idea de iniciar su empresa por el mismo hecho de que no conocen el funcionamiento del negocio a fondo. Tienen una vaga idea de lo que quieren hacer y el entusiasmo pero no tienen todas las respuestas.

¿Qué hacer? Pues tan sencillo como suena. Debes informarte, documentarte, consultar y convertirte en un experto en el negocio que deseas emprender. No hablo de ser un experto en los detalles técnicos (pues esto lo suples con personal adecuado) pero si en los detalles operativos del mismo.

4. Riesgo a Perder tu Dinero
No saber si se cuenta con la capacidad financiera para sacar el negocio adelante quizás sea uno de los temores comunes más grandes, Ya que la consecuencia directa es el hecho de perder tu dinero. Esto puede ocurrir de igual manera sin importar el tamaño de tu negocio pues tanto riesgo corre quien invierte mil dólares como quien invierte cien mil.

Y la única forma inteligente que existe para minimizar este riesgo es tomando lápiz y calculadora en mano para elaborar un presupuesto. Siempre considera como parte de tu planificación un presupuesto de inversión, un presupuesto de gastos mensuales así como una proyección de ventas. Debes trabajar tu presupuesto de la forma más realista posible para poder determinar con suficiente anticipación el futuro de tu negocio.

Sigue leyendo: Parte 2

 

Fuente: 1000 ideas de negocios

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion