¿Cómo minimizar los riesgos más comunes al emprender un negocio? (Parte 2)

Para poder manejar adecuadamente tus riegos a la hora de emprender en un negocio debes seguir estas recomendaciones que te darán una idea clara para no tropezar a la primera:

 

5. ¿Qué hacer si no hay clientes o no hay ventas?

El siguiente factor de riesgo que todos podemos enfrentar es el hecho de abrir las puertas del negocio y que no haya clientes interesados o bien que no haya suficiente volumen de ventas para generar ingresos.

Como todos los demás, este riesgo también es manejable. En primer lugar debes realizar un estudio de mercado básico antes de inaugurar tu negocio. Esto te permitirá medir el potencial del mismo sobre la base de precios y variedad de productos que deseas comercializar así como descubrir los principales intereses que tu mercado pueda tener.

6. ¿Qué si la Ubicación del Local no es Buena?

Elegir un local comercial es una decisión que se debe analizar detenidamente. Recuerda que un local bonito o en una calle transitada no es garantía de que el negocio tendrá éxito. He sabido de muchos casos en los que el local es excelente y la ubicación también lo es, excepto que las cosas no funcionan porque tienes un producto o un servicio que esta enfocado a otro mercado, o bien porque tus precios son demasiado altos para el tipo de consumidor.

7. Riesgos Derivados por la Competencia

¿Que pasa si la competencia es muy fuerte o si es desleal? Bueno, he de decirte que a excepción de los monopolios, todas las empresas del mundo tienen competencia y la gran mayoría tienen que luchar contra competidores desleales. Este es otro riesgo con el que hay que vivir (pero no morir).

Debes observar a tu competencia y conocer lo que hacen sin que dependas de sus movimientos para tus propias decisiones. Este es un error común que cometen muchos emprendedores.

Un grave error es querer competir solamente con bajar los precios pues hay muchas maneras más inteligentes de competir que te pueden funcionar. El secreto entonces consiste en no dejarse intimidar ni presionar. Ni mucho menos reaccionar ante la primera provocación pues este juego lleva a muchas empresas al fracaso. Si tus números están en orden y tus metas están claras, podrás competir con promociones, buen servicio y rapidez, poniendo tu en aprietos a tus competidores.

8. El Riesgo de No Administrar Bien tu Empresa

De todos los factores de riesgo internos que existen, este es uno de los que más problemas le puede crear a una empresa. Y es el hecho de no contar con una buena administración. El desorden, la ligereza en las compras, el mal manejo de los activos y hasta las malas contrataciones de personal contribuyen a que las cosas se salgan de control.

De ahí que es sumamente importante establecer un compromiso de orden desde el inicio delegando quién se encargará “de cada cosa” en la compañía. Y, si tu no eres el mejor administrador, entonces deberás buscar el apoyo de alguien que se haga cargo de esta función de enorme importancia para que tu empresa nazca y crezca saludable a lo interno.

Es lamentable ver como empresas con gran potencial desfallecen por la necedad de sus propietarios de querer controlarlo todo, cuando no tienen las facultades y la preparación para administrar ordenadamente sus negocios, despilfarrando el dinero y debilitando las finanzas.

Regresar a: Parte 1

 

Fuente: 1000 ideas de negocios

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion