Comenzando a emprender

“Como emprendedor, me mueven los sueños, saber que camino puedo tomar y seguir mis ilusiones para alcanzar lo que quiero lograr”. El riesgo existe, pero la motivación siempre será mayor. Hay que tener huevos, no todo es fácil. Hay que actuar y decidir según lo que piensa, para lograr los resultados esperados. Mucha paciencia y buen humor”.

Si se nace o se hace emprendedor, es un tema de controversial. Pero a todos los que entrevisté me dijeron que ser emprendedor es ante todo un loco soñador. Para poner en marcha este sueño, hay que saber elegir este camino y aterrizar el sueño como los aviones en aeropuertos. Así como elegimos a que gran empresa postular y cual será nuestra línea de carrera, muchos optan por seguir el sueño de tener un negocio propio.

Un emprendedor inicia un proyecto con una misión. Debe ser constante, visionario, organizado, paciente, saber planear, líder y tener una capacidad de trabajo superior al promedio. La vida de un emprendedor  no es un lecho de rosas. Requiere  inversión de tiempo, dinero, lágrimas, sudor y mucho café  para soportar la falta de  horas de sueño venideras.

Existen varias características que un emprendedor debe reunir. Las 10 más representativas son las siguientes:

Compromiso: Con tus sueños y con tu equipo. Con tus clientes, tus proveedores y todos los que intervengan en el ciclo de vida del producto. Contigo mismo.

Vocación por el trabajo: Por los siglos, de los siglos porque vas a trabajar mucho más que en un trabajo normal. Al menos hasta que el negocio se estabilice y tenga un equipo sólido en el cual confiar 100%.

Constancia: Perseverancia y fe. El emprendedor que no cree en sí mismo y en su proyecto está destinado a fracasar.

Empuje: Es el flujo que permite sacar las iniciativas y las ganas de cumplir los sueños.

Conocimiento: Debes dominar y aprender los temas necesarios para lograr el desarrollo óptimo del proyecto.

Empatía y adaptación: Debes ser capaz de comprender, aceptar y adaptarte a otras personas. Compórtate de acuerdo a las circunstancias. Se versátil.

Consigue un buen socio: Trabajar en equipo es clave para el éxito. Es muy difícil conseguir alguien en quien confiar y que comparta tu visión.

Independencia: Eres amo y señor de tus proyectos. Tomas las decisiones relacionadas con el producto. La independencia es uno de los principales empujes del emprendedor.

Capacidad de medir el riesgo: Debes saber que te estás jugando, cuáles son tus oportunidades y fortalezas.

Autocrítica: Recuerda que nadie nació sabiendo y que de los errores se aprende. Ser consistente con ello es fundamental.

No todos van a aplaudir y celebrar la idea de ser emprendedor. Un amigo me contaba que cuando empezó un portal en digitales muchos le decían que se ponga a estudiar, que trabaje en algo normal y que deje de perder el tiempo. Nadie le quería alquilar oficinas porque empezó muy joven con sus socios. Hoy en día este portal está entre los 10 más vistos del país. Otro me dijo que cuando se acercó al Banco con el plan de negocios de una empresa de transporte, le negaron el préstamo porque no tenía los 5 años necesarios de Estados Financieros. ¿Cuál fue su reacción? Sacarse la mugre ese tiempo y volver como sujeto de crédito para lograr el tan soñado préstamo para expandirse. Hoy, a fines del 2010, la empresa es solvente ante la Sunat y abrió un par de negocios más no relacionados con el giro.

Mis inicios como emprendedora han sido una aventura. Mucha paciencia y muchas horas son parte de la rutina. No pensé que sería tan difícil y eso que recién estamos en versión piloto. Tener un negocio propio es como tener un hijo al que criar, al que alimentar, al que educar, al que vestir, al que quieres ver crecer y del cuál quieres sentirte orgullosa mientras va alcanzado sus logros. La perseverancia, las ganas, el equipo y, sobre todo, los sueños son lo que te mueven.

En un país donde más las Pymes (Pequeña y mediana empresa) contribuyen al 42% del PBI y generan el 76% de empleo, ser emprendedor es una opción más que atractiva, es parte de la cultura y hace que vivir en el Perú sea intenso y genere oportunidades que parten de ideas muy simples.

Si has tomado la decisión de ser emprendedor recuerda que Roma no se construyó en un día y que  donde otras personas ven un problema o una dificultad, un verdadero emprendedor ve una oportunidad.

(*) Economista de la Universidad del Pacífico. Jefa de Marketing Intelligence Office de Phantasia Tribal DDB Perú. Experiencia como community manager, editora de contenidos y analista e investigación  de medios y estrategias interactivas. Directora del área de investigación e inteligencia de mercado de la agencia interactiva más grande el país y miembro de la red internacional Tribal  DDB con presencia en más de 25 países.

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.