Estrategias de negocios: El crowdsourcing y el teletrabajo

Hoy en día, las ideas son la clave de cualquier negocio, no importa si provienen de los empleados, de un cliente o de un desconocido. Y las empresas en la actualidad lo saben.

1. Crowdsourcing: Encontrar y retener al talento que crea este tipo de ideas es difícil, costoso y muchas veces poco accesible para las Pymes. Por eso, surgió el crowdsourcing, una tendencia que ha conquistado Europa, Estados Unidos y poco a poco, a Latinoamérica. 

Es importante saber que el crowdsourcing consiste en hacer una invitación abierta (ya sea en un sitio Web o a través de las redes sociales) para resolver un problema o proponer una innovación. Los seguidores de una marca ofrecen soluciones y alternativas creativas a cambio de una recompensa o, incluso, de manera gratuita.

Esta estrategia también es llamada tercerización masiva y ha sido la clave de, por ejemplo, sitios como Wikipedia. El punto aquí es motivar un sistema de colaboración. Aunque puedes crear tu propia convocatoria, también existen sitios Web, como Torneo de Ideas, que realizan la dinámica de una forma ordenada y masiva.

Así, si una empresa busca quien le diseñe un logotipo, un material publicitario o hasta su página de Internet, puede elegir a alguien de entre la red anónima, que lo haga por un precio muy bajo.

2. Teletrabajo: El teletrabajo en la actualidad es una opción no sólo viable, sino también recomendable para los dueños de negocios (principalmente para los emprendedores novatos) y para los empleados de algunas industrias. 

Por ello, aplicar el trabajo flexible en una empresa trae múltiples beneficios como una considerable reducción de costos, en especial del uso de instalaciones y gastos de mantenimiento, así como la motivación de trabajadores debido a que pueden equilibrar de una mejor manera la vida profesional y la personal. Con esta práctica de negocios, un parque, una cafetería o tu mismo hogar pueden convertirse en un espacio de trabajo.

Cada día surgen más servicios y productos que facilitan esta actividad. Por ejemplo, las oficinas virtuales que permiten tener una dirección comercial a un costo muy bajo; las videoconferencias, que ofrecen una comunicación directa y cara a cara, gracias a programas y apps como Fuze Meeting, WebEx, Hangouts de Google y Skype; y los espacios de co-working, como los de Regus, 3er Espacio y Co-Work, que invitan a que emprendedores y empleados de distintos perfiles compartan un lugar de trabajo solamente cuando lo necesiten. 

Fuente: Soyentrepreneur

Artículos Relacionados

1 Comentario

Dejar una contestacion