Gestión en las Pymes: ¿Qué tan innovadora es tu empresa?

Gestión en las Pymes: ¿Qué tan innovadora es tu empresa?

Hoy en la actualidad, muchas empresas pueden desaparecer si no están constantemente un paso delante de los consumidores, es por ello, que el líder de ayer puede convertirse en el rezagado del mañana si no innova y se reinventa.

¿Por qué algunas compañías no pueden reinventarse a sí mismas?: El consultor en management y autor bestseller de libros de negocios, Jason Jenings, ha encontrado que el problema generalmente se concentra en cuatro temas principales: aferramiento, ego, control y autocomplacencia. Descubre cómo liderar tu mercado dejando atrás estos asesinos de la innovación y siguiendo estas cuatro reglas:

– Todo producto tiene un ciclo de vida. No te aferres a una idea, un producto o a una forma de hacer negocios o dirigir tu empresa. Crea un comité conformado por varios consumidores de confianza que te den retroalimentación sobre lo que está haciendo bien tu negocio y qué es lo que necesita para mejorar. Después, actúa a partir de estas sugerencias.

– Cuando un empleado te contradice o presenta diferentes ideas o soluciones, escúchalo y aprécialo por expresar sus ideas y pensamientos. Da el crédito correspondiente, recompensas y reconocimiento a los colaboradores que proporcionan nuevas ideas.  Es esencial para los dueños de negocios reunirse con cada empleado al menos una vez para hacerles saber que sus ideas son valoradas en la compañía e invitarlo a ofrecer sugerencias para mejorar la administración de la misma.

– A la mayoría de los emprendedores se les dificulta delegar responsabilidades. Contrata personas inteligentes y creativas y dales áreas específicas de responsabilidad.  Apuesta por la microadministración, y si el proyecto o la tarea fue bien resuelta, deja que se mantenga este modus operandi, a pesar de que no sea “a tu manera”. Nuevas formas de pensar y de ver las cosas pueden enseñarte mucho.

– “Si no está roto, no lo arregles”. Con esta frase, le estás diciendo a la gente que deje las cosas como están hasta que haya un problema real, en lugar de buscar constantemente la perfección. Mejor, entrena a tus colaboradores para ser abiertos a nuevas ideas todo el tiempo. Si hay un ambiente de indiferencia a adoptar nuevas ideas o una constante actitud de rechazarlas antes de escucharlas, estás perdiendo importantes oportunidades para innovar.

Fuente:Soyentrepreneur

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.