Guia para definir las metas de tu empresa (Parte 1)

Cada día, el mundo empresarial es mucho más competitivo y requiere que las compañías generen nuevas estrategias para mantenerse en el mercado. Establecer metas es crucial para desarrollar estas estrategias y sobre todo, para lograr los objetivos de crecimiento de tu empresa y medir los avances y resultados que se han obtenido. Recuerda: “las metas son sueños con fecha” y éstas deben ser una de las bases en la mentalidad de cualquier emprendedor.

 

A corto y largo plazo
Es recomendable que inicies con las metas a largo plazo; puedes iniciar con planes de tres a cinco años, para poco a poco ir definiendo lo que se debe hacer anual, semestral y mensualmente. Puedes basarte en la visión y la misión que tiene tu empresa: tu visión debe ser tu principal meta a seguir en el largo plazo.

Por ejemplo, si deseas ganar $1 millón de dólares en un año, divídelo en metas pequeñas o submetas (como en 12 meses). Así te será más fácil lograrlo y verás menos complicado alcanzar tu meta final. Por otro lado, ver a largo plazo te permitirá saber qué es lo que quieres obtener con tu emprendimiento y en dónde te visualizas como empresario.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Establece metas específicas
Aunque “ser líder en el mercado” o “aumentar las ventas” suenan como muy buenos propósitos y son frases muy inspiradoras, tanto las acciones a seguir como los resultados son muy difíciles de medir y evaluar. Por eso, te será mucho más fácil fijar objetivos cuantificables como: “conseguir 10 nuevos clientes” o “abrir una página de Internet” o “ganar $10,000 en un día”. También asegúrate que definas cómo y cuándo las vas a realizar y de contar con los recursos y el tiempo necesario para conseguirlo.

Debes tener cuidado con el tipo y cantidad de propósitos que te fijes: éstos no pueden ser muchos y deben tener un verdadero objetivo que será beneficioso para la empresa y no que únicamente cumpla con mantenerte ocupado.

Fíjate un plazo límite
Una de las ventajas de las metas es que se deben cumplir en un cierto plazo para que sean o no exitosas. Por eso, es importante que delimites el tiempo que te ocupará realizarlo. En este punto procura que sea realizable, pero tampoco seas demasiado perezoso: toma en cuenta el tiempo que tardarías en hacerlo, utilizando tu mejor disposición y ganas para conseguirlo y que signifique un verdadero desafío para ti.

Sigue leyendo: Parte 2

Fuente: soy entrepreneur

comments

Autor entrada:

Deja un comentario