Guia para definir las metas de tu empresa (Parte 2)

Sin embargo, para un nuevo empresario definir las metas de su empresa no es una tarea fácil. Por eso, te damos una guía de acciones a seguir y consejos que te facilitarán este proceso. Tómate algún tiempo de tranquilidad o en tu fin de semana para pensarlo y empieza a fijar -y cumplir- objetivos que lleven a tu negocio al siguiente nivel:

 

Haz un calendario
Ser organizado es una de las claves para alcanzar cualquier objetivo. Procura siempre tener a la mano un calendario con acciones específicas para llegar a tu meta; así te será más fácil saber tu avance y qué hacer en cada momento. Al final del día, anota una “palomita” si lo lograste: esto te ayudará a sentirte mejor y a entender qué tan cumplido eres con tus obligaciones.

Tus metas inmediatas procura tenerlas cerca siempre de ti: en las notas de tu celular, en un post-it en tu escritorio o en cualquier lugar que te motive a revisarlas constantemente. Toma en cuenta que para alcanzar cualquier objetivo debes ser disciplinado y, en especial: planear.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Sé realista
Debes estar seguro que todas tus metas las puedas alcanzar. No apuntes “demasiado alto”, debido a que probablemente no lo consigas y afectará tu ánimo para las siguientes ocasiones. Por otro lado, no caigas en la pereza de establecerte únicamente objetivos demasiado fáciles; la clave está en encontrar el punto medio entre querer y poder.

Otra cualidad muy importante que debes desarrollar como empresario es la paciencia. Toma en cuenta que todo requiere su tiempo y que, a veces los resultados no son perceptibles a simple vista pero que, con el tiempo, tu esfuerzo será recompensado.

Comunícalas a tu equipo
Si quieres que tu empresa crezca y se supere constantemente, tu personal debe estar al tanto de qué es lo que quieres lograr y cuál es su papel dentro de estas acciones. Es primordial que comuniques objetivos para hacer que tus empleados los hagan suyos, se identifiquen con la empresa y trabajen a favor de ella. Si se llega a la finalidad, felicita o premia a quienes formaron parte del proceso; esto ayudará a mantenerlos motivados y satisfechos con su labor.

Evalúate
Cada término de semana o mes (incluso diario) revisa el estatus de tu planeación. Haz un análisis de cuánto has logrado, cuánto te falta y si será posible cumplir las metas. Si en realidad las alcanzaste, congratúlate a ti mismo con algo que te guste como un pastel o una tarde libre. Si aún te falta mucho por recorrer o el enfoque de tu empresa cambió no tengas miedo a redefinirlas, sólo intenta no alargar mucho el plazo ni postergar pendientes.

Regresar a: Parte 1

Fuente: soy entrepreneur

Artículos Relacionados

comments