Herramientas de gestión empresarial: El benchmarking

Herramientas de gestión empresarial: El benchmarking

El benchmarking es una herramienta de gestión que consiste en el seguimiento de empresas similares a la nuestra o líderes en el mercado, con el fin de evaluar sus productos, servicios, procesos, etc, compararlos con los nuestros y con los de otras empresas, identificar lo mejor, y adaptarlo a nuestra empresa, agregándole nuestras mejoras.

Aplicar benchmarking no significa simplemente espiar o copiar, sino tomar como referencia los mejores aspectos de otras empresas, incluyendo sus productos, servicios, procesos de trabajo, prácticas empresariales, políticas, estrategias, métodos, etc, para luego aplicarlos en la nuestra, pero siempre agregándoles nuestra creatividad. A continuación, veremos una manera más específica a través de los siguientes pasos:

– Determinar qué aspectos vamos a someter a benchmarking; podrían ser, por ejemplo, aquellos aspectos en donde tengamos problemas, en donde debemos mejorar, o en donde simplemente pensamos que podemos mejorar. Por ejemplo, supongamos que vamos a someter nuestras ventas a benchmarking, ya que tenemos problemas con ellas y queremos mejorar en ese aspecto.

– Determinar las empresas que vamos a analizar; aquellas que tengan o mejor hagan lo que nosotros queremos mejorar; las cuales podrían ser competidoras directas o empresas pertenecientes a un sector diferente. Por ejemplo, seleccionaríamos aquellas empresas que mejores estrategias de ventas estén utilizando para nuestro tipo de producto.

– Analizar los aspectos que vamos a someter a benchmarking de las empresas que hemos seleccionado; para lo cual podríamos adquirir sus productos, visitar sus locales, entrevistar a personas que hayan sido sus clientes o que hayan trabajado con ellos, etc. Por ejemplo, analizaríamos los productos, la ubicación de los puntos de ventas, los mensajes publicitarios, etc., de las empresas que hemos seleccionado.

– Una vez analizado los aspectos que vamos a someter a benchmarking de las empresas que hemos seleccionado pasamos a compararlos con los nuestros y con los de otras empresas, y a determinar los mejores y los que nosotros también podríamos aplicar en la nuestra. Por ejemplo, identificaríamos las mejores estrategias de ventas de las empresas seleccionadas que nosotros también podríamos implementar.

– Pasamos a tomar como referencia los mejores aspectos de la empresa o las empresas seleccionadas, y luego pasamos a implementarnos o adaptarlos en la nuestra, pero siempre tratando de superarlos y agregarles nuestras mejoras y nuestra creatividad. Por ejemplo, pasaríamos a implementar las mejores estrategias de ventas que hayamos identificado de las empresas seleccionadas, pero agregándoles nuestras mejoras.

Fuente: Crecenegocios

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion