¿Cuál es el horario perfecto para mi negocio?

Caminando por las calles me doy contra un triste panorama: restaurantes abiertos con un par de clientes o, incluso, ninguno. ¿La hora? Las 5 de la tarde. Y es en ese momento cuando me surge la pregunta: ¿Resulta rentable para el empresario y los empleados trabajar en horas en las que no hay clientela? Ese es el apasionante tema que tocaremos a continuación… esperamos que obtengas algunas pistas para generar el mejor horario para tu negocio.

¿Cómo determinar el horario de mi negocio?

Hay 3 factores determinantes para definir el horario perfecto para tu negocio, y estos son:

  1. Tu experiencia: Tú mejor que nadie sabe a qué hora hay afluencia de público en tu negocio y a qué horas no las hay. No es lo mismo tener una cafetería que una tienda de repuestos vehiculares. Al respecto, no hay ninguna regla escrita y, por tanto, tu experiencia en el sector debe dictaminar este punto tan importante.
  2. Tus clientes: Los clientes no se comportan de la misma manera a lo largo de los días ni del año. Por ejemplo, una discoteca no tiene sentido de ser abierta en horarios de la mañana o durante los primeros días de la semana. Si bien puede haber algo de público durante esas horas o días, el costo-beneficio resultará siempre negativo. ¿Vale la pena que tú y tus empleados laboren para tan poca cantidad de clientes? Ojo a ese detalle. Un negocio está pensado para generar rentabilidad, no dinero.
  3. Tus empleados: Una mala elección de horarios de trabajo es suficiente motivo para que se genere un 30% de ausentismo laboral a lo largo del año. Los empleados no son tontos, y saben cuándo no son productivos para el negocio. No dejes que haya horas muertas durante el horario, pues aunque creas que le generas un favor a tus empleados bajo la premisa que “están ganando dinero sin trabajar”, en realidad, les estás generando aburrimiento y desidia por el trabajo rutinario.

¿Con qué opciones de horarios cuento a disposición?

Algunas de las más populares son:

  • Jornada partida: En la que los empleados llegan para 2 bloques concretos de trabajo, por ejemplo desde las 8 de la mañana hasta el mediodía, y desde las 6 de la tarde hasta las 10 de la noche. Sin embargo, este horario es únicamente aplicable para personal que vive cerca al establecimiento de trabajo. Ideal para restaurantes, cafés y otros negocios involucrados a la atención al cliente.
  • Jornada intensiva: Es aquel horario en la que los empleados laboran más de 8 horas diarias durante algunas semanas o meses, y en compensación trabajan menos horas en las temporadas bajas. Ideal para negocios cuyo pico de ventas se encuentras en las fechas navideñas o en la temporada de verano.
  • Jornada flexible: Es el horario ideal para los empleados, pues son ellos mismos quienes adecúan sus horarios de acuerdo a su disponibilidad de tiempo. Claro está que siempre tiene que haber personal a cargo durante cada horario. Un sistema utilizado en los call centers, medios de comunicación y en oficinas de servicios al cliente.
  • Semana o mes comprimido: Horario en el que los trabajadores laboran por más de 8 horas diarias, durante 4 ó 5 días para contar con el fin de semana completamente disponible. También funciona bajo el sistema 21 x 9, usado en las compañías mineras o centros de salud rurales, en los que los empleados trabajan por 21 días en el centro de producción y en compensación, reciben 9 días libres de corrido.
  • Bolsa de horas: Otro horario que le encanta a los empleados. Si tomamos en cuenta que en promedio un colaborador labora por casi 200 horas al mes, bajo este sistema cada empleado dispone libremente de cuándo laborar. Si cumple con dicha bolsa de horas al día 23 del mes, tendrá disponible 7 días libres de corrido.

Vía: emprendedores.es / pymesyautonomos.com
Foto: dailymail.co.uk

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Artículos Relacionados

comments