Innova en tu negocio siguiendo estas 4 recomendaciones

innovar_negocio_19_01_2013

Entonces, ¿cómo llegar a ser más flexible y adaptativo como corporación, o dentro de una corporación? ¿Cómo puedes, como ejecutivo, gestionar mejor la creatividad en medio del caos? Ciertamente, ¿cómo puedes redefinir la innovación? Vale la pena intentar estas tácticas.

1. Trata de romper con los modelos de negocio estándar.

Toma como ejemplo a Sanofi, que a principios de febrero pasado anunció que sus ganancias trimestrales subieron, y que probablemente las ventas crecerían por lo menos 5% en promedio entre 2012-2015.

El gigante farmacéutico enfrenta patentes a punto de expirar en conocidos medicamentos como Plavix, pero está extendiéndose a nuevas áreas con nuevos giros audaces. Uno de ellos es la de soluciones para la diabetes, para lo cual Sanofi convocó un concurso abierto para los desarrolladores de aplicaciones de telefonía móvil para diseñar herramientas para el manejo de la diabetes, como servicios que vigilen y analicen el consumo de alimentos.

El objetivo es buscar aplicaciones nuevas y luego comercializar el ganador como un producto de Sanofi; lo cual no tiene nada que ver con el anterior modelo de negocio de la empresa que se enfoca en la fabricación de medicamentos.

2. Contrata diferentes tipos de empleados.

En frog, contratamos a personas con distinta experiencia profesional para gestionar una empresa de consultoría global de innovación.

Junto con graduados de MBA, ingenieros y diseñadores industriales, hemos añadido a ex trapecistas y graduados de estudios actorales a nuestro equipo, para ayudar a dirigir proyectos de soluciones de tecnología y estrategias de negocios para las compañías de Fortune 500.

Hemos encontrado que una gran variedad de perspectivas inteligentes y experimentadas a menudo puede conducir a un espectro de nuevas formas de pensar y hacer. IBM sabía esto: la empresa contrató a diseñadores como Charles y Ray Eames, e incluso al escultor Isamu Noguchi, para asesorar en proyectos de innovación en los años 1950 y 1960.

3. Aprovecha los datos para comprender mejor a tu cliente, pero no seas un ‘Big Brother’.

Utiliza la recopilación de datos para ayudarte a entender lo que puedes arreglar y mejorar acerca de tus productos y servicios con base en información real, no sólo lo que puedes vender a un público objetivo en particular.

Una investigación de McKinsey ha mostrado, por ejemplo, que McDonald´s rastrea y analiza el tráfico de clientes para rediseñar las tiendas y tener un mejor flujo, y que algunos fabricantes de hardware para empresas de informática están programando reparaciones preventivas con base en los datos del usuario.

4. Adopta las redes sociales como algo más que plataformas de publicidad.

En vez de eso, considera los sitios de redes sociales como plataformas para la investigación libre de ideas de productos y servicios, como Grant McCracken, autor y socio de investigación del MIT, sugirió recientemente en una entrada de blog en Harvard Business Review.

Evita tener la típica reacción instintiva a cada nueva plataforma social popular -“¡Vamos a obtener de inmediato una cuenta corporativa y vamos a utilizar esto para mercadotecnia!”-, en un intento por mostrar que sigues siendo actual.

Por muy tentador que sea, puede conducir a la pérdida de tiempo y recursos. Más bien, permanece actual dedicando energía del personal al uso de estos sitios para encontrar inspiración oportuna.

Pregunta al personal si existen tendencias culturales, estéticas o de conducta en espera de ser descubiertas en sitios como Pinterest, que pudieran materializarse en un proyecto en curso.

Un ejercicio de este tipo podría ser una actividad enfocada y útil de investigación y desarrollo, y podría dar lugar a nuevas y oportunas ideas; mientras hace un uso racional de las redes sociales. Y lo mejor de todo, por lo general es gratuito.

Fuente: cnnexpansion.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion