La importancia de no “jugar” con el dinero de la empresa

Uno de los problemas que frecuentemente aqueja a los pequeños y medianos empresarios es que no saben separar sus gastos personales de los de su negocio y no saben administrar el flujo de efectivo, reveló el estudio “El flujo de efectivo. Negocios Pymes”, de BBVA Bancomer.

“Siempre hay que tener un buen flujo de efectivo para que siempre tengamos recursos disponibles, podamos emprender proyectos, pagar obligaciones y que nuestro negocio funcione correctamente”, coincidieron los expertos del programa de educación financiera del banco en la Semana Nacional Pyme Bicentenario.

Para tener un buen flujo de efectivo, es necesario aprender a diferenciar el efectivo del negocio con las utilidades.

El efectivo es el dinero que tenemos en caja y utilizamos para cualquier emergencia, también son algunas inversiones que dan liquidez inmediata.

Llevar una buena contabilidad permite no confundir conceptos, “y eso se logra conociendo cuáles son los estados financieros de la empresa, como el balance general, estado de resultados y el estado de flujo de efectivo”.

El balance general es una radiografía del negocio, muestra los bienes de la empresa, activos y pasivos “nos dice cuánto tenemos y cuánto debemos.

El estado de resultados proporciona el número de ventas y gastos de administración de operación, entre otros.

Mientras que el estado de flujo de efectivo, muestra la variación de las cuentas del balance del negocio en un periodo determinado; las variaciones en las entradas y salidas de dinero.

La idea principal es tener en cuenta todos estos reportes y datos para digerirlos apropiadamente y poder ser capaces de discernir la importancia de que exista una adecuada liquidez en la empresa mediante la correcta separacion de ambos el capital de trabajo y el flujo de dinero para gastos personales.

Fuente: elempresario

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion