Las Expectativas: Un Factor Clave para la Eficiencia en Recursos

Muchas veces escuché de personas ligadas al proceso creativo (artistas y empresarios ligados a procesos de innovación constante para el desarrollo de sus productos) que cuando uno tiene poca noción de la dirección que hay que tomar, lo mejor es “volver a lo básico” y, probablemente, sea uno de los mejores consejos que se puedan tomar en la vida empresarial (ya que si uno logra crecer ha sido porque las bases de ese crecimiento fueron las correctas).

Últimamente he estado avanzando algunas lecturas y textos de índole teórico mientras que, por otro lado, he estado muy pendiente de las noticias sobre la actual crisis económica internacional y lo que se espera para las economías desarrolladas y las economías en desarrollo. La verdad es que es impresionante apreciar como dentro de un mismo contexto pueden haber tantas perspectivas y explicaciones para un único fenómeno.

Muchas personas creen que los economistas son profesionales capaces de predecir el futuro de manera precisa y con ello poder sacar dinero por debajo de la manga, pero esto se encuentra muy lejos de la realidad (de lo contrario no veríamos crisis económicas tan seguidas). Para mí ha sido muchas veces cómico presentarme ante algún extraño que al enterarse de mi condición de economista no desaprovecha la oportunidad para hacerme alguna consulta sobre el tipo de acción que debería comprar en la Bolsa de Valores.

Sin embargo, luego de ver la diversidad de opiniones sobre la crisis financiera que actualmente estamos viviendo he podido apreciar que la gran mayoría de textos se encuentran ligados con sus causas, pero son pocos los que ven algún tipo de consecuencia clara sobre la economía y esto me demuestra que no hay una perspectiva clara. Es por este motivo que para este artículo he decidido tomar el sabio consejo de los artistas y “volver a las bases” para explicar qué es lo que las microempresas de países como el Perú deberían hacer para minimizar el impacto de la incertidumbre.

Lo primero que me pregunté al plasmar esta idea en el papel fue: ¿Qué debo considerar como bases en la economía? Sinceramente, hay tantas escuelas de pensamiento dentro de la economía (esta es una de las razones por la que los economistas discuten tanto, por cierto) que es difícil asegurarlo con total certeza. Sin embargo, podemos encontrar una escuela de pensamiento que ha logrado perseverar en el mundo académico: la denominada ESCUELA CLÁSICA que tuvo gran auge hasta la crisis de 1929 y perdió algo de fuerza hasta que la crisis de estanflación (proceso de recesión e inflación al mismo tiempo) en la década de los 70’s la volvió a colocar como referente (con algunos cambios en su formulación teórica pero manteniendo las bases del pensamiento clásico) a través de la ESCUELA NEO-CLÁSICA.

Dentro de esta escuela de pensamiento un elemento clave (sobre todo en la NEO-CLÁSICA) está ligado con la formulación de expectativas como el mecanismo que explica los ciclos de expansión y crisis económica. De esta forma, la idea que se encuentra detrás es que las empresas y los trabajadores toman sus decisiones en función de una serie de ideas sobre lo que creen que pasará en el futuro.

Las Expectativas: Un Factor Clave para la Eficiencia en Recursos – Parte 2

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion