Lista de cosas que el emprendedor no debe hacer

Metas a seguir

Lo que sigue es una lista de que cosas no debe hacer un emprendedor. No es una lista exhaustiva pero da para tener de una manera rápida las cosas que mejoran el desempeño de quien ha decidido sacar provecho de la iniciativa empresarial que lleva adentro.

1. No contrate personas parecidas a usted. Esa es una tentación fuerte. Es muy común que en las entrevistas busquemos identificarnos con los candidatos y acabemos contratando personas que creemos nos harán sentir más a gusto.

Si usted hace eso o lo que es peor, contrata amigos, usted va a tener problemas a largo plazo y correrá el riesgo de tomar decisiones equivocadas.

Piense en el tipo de profesional que usted necesita y no el que a usted le gusta. Las personas diferentes a usted son las que traerán visiones distintas a su manera de pensar. Los puntos de vista variados proporcionan decisiones más centradas y equilibradas. Otra cosa: busque personas mejores que usted.

2. No centralice demasiado las decisiones. Este es uno de los mayores defectos de los emprendedores: la dificultad de delegar decisiones. Esto impide el crecimiento de su negocio o empresa, pues no todo el tiempo se puede centralizar todo lo que involucra un negocio complejo y dinámico.

3. No economice con personas. No obstante que algunos empleados se  puedan considerarse como mera mano de obra operacional, que pueden ser fácilmente sustituidos cuando sea necesario, el emprendedor necesita identificar los talentos que trabajan para él y con quien contará para cumplir las dos recomendaciones anteriores.

4. No pida dinero que no esté necesitando. Existe una idea fija en la mente del emprendedor en general, y no solo en el emprendedor hispano, que solo se puede comenzar un negocio con una gran inversión y un gran capital.

Si la mayoría hiciera bien las cuentas descubriría que puede comenzar con una estructura bastante enjuta, la cual requiere poca inversión.

5. No inicie un negocio tan solo por el dinero. Son muchos los negocios que han fracasado porque el emprendedor se desapasionó en medio del camino. Si usted simplemente inicia un negocio por cuenta de las ganancias que este le va a proporcionar o le proporciona, sin que exista un vinculo personal con el negocio, es muy probable que el emprendedor sienta que solo el dinero compensa ese “dolor de cabeza” en que se ha convertido el negocio, en la medida en que este se torna más complejo.

Fuente: Crisis, negocio y dinero

{fcomment}

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion