Planifica para enfrentar desastres

La respuesta podría parecer simple: desarrollar un plan de administración de riesgos, que indique, de forma clara y precisa, las estrategias que seguirá la empresa para prevenir y enfrentar situaciones inciertas o catástrofes.

Realizar una planificación de administración de riesgos y enfocarlo hacia la necesidad de mantener una continuidad comercial es la mejor forma de disminuir los daños y pérdidas en tu empresa.

Este tipo de plan proporciona la capacidad para promover la seguridad de los empleados. Además, implica reducir las áreas de riesgo donde tu empresa presenta vulnerabilidades, al identificar estos factores y adoptar medidas para reducir tales vulnerabilidades.

He aquí las claves para planificar:

1. Autoevaluación inicial

Hazte estas preguntas:

– ¿Qué tan buena es la preparación anticipada de mi empresa en caso de un desastre?

– ¿Estoy preparado para enfrentar desastres naturales, accidentes o ataques terroristas?

– ¿Cuál es mi exposición potencial y el posible costo de NO contar con un plan?

2. Identificar procesos críticos

Cada organización debe analizar dentro de sus procesos críticos, o modelo de negocios, los aspectos que se consideran fundamentales, y sobre los que existe cierta dependencia: qué tan crítico resulta; cuánto tiempo se puede durar sin éste, y cuál sería el medio alterno para sustituirlo de manera rápida.

3. Financiamiento

Sería conveniente contar con un financiamiento local y líneas abiertas que sólo se utilicen en caso de que se cortara un financiamiento corporativo.

4. Prepararse para generar certidumbre

La certidumbre es un tema extremadamente delicado e importante, que mantiene la credibilidad en la organización. Por lo tanto, debes apresurarte a entregar un mensaje claro sobre las medidas a realizar y el futuro de la empresa. Éste debe ir dirigido tanto a clientes y proveedores como a los trabajadores y demás grupos de interés.

Esta parte requiere de un plan especial de acción y comunicación. Las principales acciones que deberías definir en tu plan son:

– Centralizar la comunicación

En una sola persona, para que gestione la información en ese momento. El “vocero” deberá estar respaldado por un comité de crisis, integrado por los grandes representantes de la organización, que definirá cuáles serán los mensajes a emitir.

– Siempre presentar medidas de solución

Aceptar que se tiene la situación adversa, pero también explicar cómo se está resolviendo para evitar el impacto en la operación.

5. Preparar líderes alternativos

Siempre debe estar preparada una, o hasta más personas alternas, para que en caso de que el “hombre clave” no pueda participar, el sustituto demuestre su conocimiento del estado de la situación, porque sabe qué hacer al respecto y será el líder.

6. Revisar que todo opere

Examina y cerciórate de que tu empresa, o al menos sus funciones fundamentales, puedan continuar operando independientemente del evento.

Fuente: www.SoyEntrepreneur.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion