Pon especial atención en proteger los activos intangibles de tu empresa

La cultura empresarial en México no está totalmente desarrollada, ya que pocos empresarios registran sus activos intangibles, como son sus marcas, obras o patentes, los cuales le irán dando valor a su empresa, asegura Enrique Alcázar, director general de la consultoría de franquicias Alcázar y Compañía.

“A nivel mundial el valor de los negocio radica en estos activos intangibles, mientras que en México no tenemos esa sensibilidad. Es necesario hacerles ver a los empresarios que lo que crean tiene valor y que para que puedan capitalizarlo deben protegerlo”, explica.

Alcázar detalla que del 100% de los inventos que se patentan en México, 96% son extranjeros y 4% mexicanos, lo que refleja la poca cultura de protección que tienen los empresarios.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Esta situación se debe a que el empresario, franquiciante o emprendedor no protege sus ideas porque piensa que no tiene caso, ya que será modificada poco tiempo después. “Sin embargo, el marco normativo de nuestro país sí nos da elementos para registrar y defender estos derechos. El problema es que al no haber una cultura de registro y protección, no existe a su vez una cultura de defensa. Por su parte, los usuarios y los competidores tampoco tienen esta idea de respeto”, expone el consultor.

A nivel mundial una marca puede representar hasta 60% del valor de la empresa.

Falta de registro

“Cuando un empresario llega con nosotros para convertir su negocio en franquicia, encontramos que 95% de los negocios no tienen registrada su marca”, recuerda Alcázar.

Para registrar tu marca debes acercarte al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), el registro tiene un costo aproximado de 2,500 pesos, cuenta con una vigencia de 10 años y pasado este tiempo tienes seis meses para refrendarla.

El tiempo que te lleva este trámite está entre seis y ocho meses.

“Vivimos en una época donde el valor del negocio ya no radica en sus activos físicos, sino en la parte intelectual del mismo, en el saber hacer y en las marcas e innovaciones de la empresa, por lo tanto protegerlos es una inversión”, concluye el experto.

Fuente: elempresario.mx

comments

Autor entrada:

Deja un comentario