Popeye comía espinacas, ¿y tú?

La productividad es una palabra que suena tan lejana, algo así como sacada de un diccionario para ser incrustada dentro del día a día laboral. Para muchos es el uso eficaz del tiempo y recursos, para otros es la “relación entre lo producido y los medios empleados, tales como mano de obra, materiales, energía, etc.” (RAE).

 

Para mí, la productividad es una analogía a las espinacas de Popeye. Representa un punto de alta concentración, con alta organización, y mucha “fuerza!”. No podemos ser productivos en todo momento, pero cuando lo somos podemos lograr cosas que normalmente tardarían más horas, días, semanas, etc.

La productividad no se compra, se gana con buenas costumbres y con buenas herramientas. La tecnología ayuda, pero la mejor herramienta siempre será nuestro cerebro.

En mi caso, mis “espinacas” serían:

  • Buena música.
  • Energizante.
  • Una lista de pendientes organizada por Urgente/Importante.
  • Un organizador personal (Palm, iPod, tablet, etc.)
  • Leyendo mucho online y offline sobre muchos temas.

En tu caso, ¿cuáles son tus “espinacas”?

Saludos.

Lynn Mora: Consultor de e-marketing & e-branding con experiencia en imprenta, edición, diseño gráfico y pedagogía. Es fundador de rom.pe y analista de marketing para hoteles Orient-Express en Perú.

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion