¿Por qué fracasan las pymes?

failure[1]

En la actualidad el acceso a la información y al financiamiento para pymes, así como de cursos dirigidos a micro y pequeños empresarios nos deberían llevar a considerar que la respuesta a la pregunta planteada no debe esbozarse considerando tales elementos como determinantes.

Esto se debe a la atomización del mercado, siguen aumentando el número de competidores en mercados saturados, sin criterio adecuado.

En nuestra realidad debemos distinguir entre un emprendedor y el micro pequeño empresario tradicional. El emprendedor busca innovar, sea con nuevos productos y servicios, o nuevos enfoques sobre cómo presentarlos o prestarlos en el mercado, esto es, se invierte en diferenciación y en como posicionarse en el mercado como consecuencia de ello. El micro-pequeño empresario tradicional es uno más en el mercado.

Si partimos de esto y observamos en qué casos resulta más frecuente el fracaso de algún tipo de micro o pequeña empresa, podemos ver que resulta en quienes inician la aventura de hacer empresa, como uno más, que en aquellos que hemos definido como emprendedores.

Un ejemplo nos puede aclarar lo señalado, imaginemos que el mercado es una mesa en la que se sirven un número finito de platos y los comensales son los empresarios. Inicialmente no habrá problemas, pero si aumenta el número de comensales, sin aumentar el número de platos, lo que sucederá es que los comensales empezarán a competir por los platos y necesariamente muchos saldrán de la mesa, mayormente los que llegan al final, en la medida que acudan en condiciones que no los diferencien.[1]

En el otro lado, tenemos un grupo que opta o por generar una mesa distinta (nuevo mercado) o genera una situación que le permite sustraer legítimamente algunos platos para generar una pequeña mesa (submercado), ello en base a la diferenciación y al posicionamiento al que apunta.

Lo señalado explica suficientemente el porqué del fracaso de las pymes. El tema es sencillo, debemos innovar y diferenciarnos, esto es, estar preparados para competir.


[1] Cada uno necesita un número mínimo de platos para estar satisfecho, o en términos económicos para lograr su punto de equilibrio.

Escrito por Marcel Tamayo, docente del CIDE-PUCP.

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion