Productividad en la Pyme: Reducir el impacto ambiental de su empresa

Productividad en la Pyme: Reducir el impacto ambiental de su empresa

En estos tiempos, una preocupación generalizada en todas las compañías es lograr reducir el impacto ambiental y cumplir su compromiso social respetando el medio ambiente y potenciar la sostenibilidad en sus procesos productivos. Reducir el impacto ambiental es tarea de toda empresa sin importar su tamaño.

Para ello, Claudia Pozzo, especialista de Consultoría Ambiental y Manejo Sostenible (CAMS), propone seguir 4 pasos:

– El estudio de impacto ambiental (EIA) es un instrumento de gestión ambiental, que sirve para plantear proyectos de desarrollo compatibles con la preservación del medio ambiente, la conservación de los recursos naturales y con los intereses de las comunidades de las áreas de influencia. Los instrumentos de gestión son clasificados en categorías en relación con el impacto previsto: positivos, adversos, leves, moderados, significativos, entre otros.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




– Un EIA debe ser presentado por todo tipo de empresas que realicen obras como construcciones en general, actividades extractivas, productivas, comerciales y de servicios que puedan causar impactos ambientales de carácter negativo y que vayan a ejecutarse dentro del territorio nacional. Si bien en grandes empresas, como las mineras, los EIA sirven (además de su objetivo principal) para prever y evitar conflictos con las poblaciones del entorno, también le sirven a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) para mejorar sus prácticas de gestión ambiental.

– Los EIA permiten realizar prácticas de gestión ambiental que se traducirán en procesos productivos más limpios, más rentables, competitivos y responsables con el medio ambiente. En ese contexto, las PYME con prácticas de ecoeficiencia pueden lograr hasta un 20% de ahorro en energía y agua y acceder a líneas de crédito ambiental.

– El tipo de proyecto debe estar dentro del listado de inclusión de proyectos de inversión del Sistema Nacional de Evaluación del Impacto Ambiental (SEIA) para los sectores agricultura, comercio exterior y turismo, defensa, energía y minas, producción, transportes y comunicaciones, salud, vivienda y saneamiento, y gobiernos regionales y gobiernos locales. Para las actividades que realizan las PYME en el sector industrial, por ejemplo, el reglamento de protección ambiental para la industria manufacturera establece que los empresarios deben presentar un EIA como requisito para el inicio de nuevas operaciones o para ampliación, diversificación y relocalización de sus actividades.

Fuente: Mass.pe

comments

Autor entrada:

Deja un comentario