Reconoce las ventajas de ser un PymEmpresario

Aunque tus expectativas y esfuerzo estén puestos en convertirte en una gran empresa no te prives de disfrutar tu camino al éxito y aprecia las bondades de tener una pequeña empresa, por ejemplo la ventaja de ser una PyME es que puedes navegar mejor en una crisis, dado que tus costos fijos se conservan bajos y puedes mantenerlos.

Claro que tendrás que enfrentar adversidades por lo que María de Carmen Cabrera, de Comercio Internacional Mexicano, advirtió a los empresarios que deben poseer un buen estómago, manejo del estrés, pero más que nada creatividad.

Si crees que tienes los elementos necesarios entonces aprovecha los puntos a tu favor, por ejemplo la oportunidad de desarrollar el potencial de los empleados permite que se adapten mejor al mercado y presentan una mayor satisfacción, porque en las PyMEs hay una mejor distribución de ingresos, una llamada justicia salarial.

Quizá las desventaja que hay que resaltar es que son pocas las personas que están a cargo por lo cual es necesario aprender a repartir el tiempo para revisar todos los departamentos, sin embargo la falta de personal te ayudará a identificar con facilidad a quienes no están contribuyendo en el desarrollo del negocio.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Un tip que puede ayudarte es identificar qué tipo empresario eres: si amas el riesgo eres un emprendedor; si te caracterizas por tener el control y llevar el rumbo de la empresa, eres un director; pero si lo que te gusta es hacer tú mismo las cosas, eres un técnico, en cuyo caso te conviene más asociarte.

Como consejo para impulsar a los empresarios mexicanos a superarse Cabrera expresó, “la ley de la atracción existe, hay que pensar en abundancia, hay que olvidar que el dinero es malo, pero hay que ganarlo de forma ética y nunca perder de vista que una empresa es un equipo”.

La especialista está convencida de que una pequeña empresa debe valerse de sus circunstancias para crecer y afirma que mientras más diferenciación se alcance mayor posibilidad de éxito habrá, “la ventaja competitiva es dar al consumidor más de lo que quiere, por eso hay que conocerlo; para vender no necesitas tener un ISO o código de barras, pero no hay que dejar de lado lo que rodea al producto como la marca o etiqueta”.

Cabrera recomienda realizar un análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas) cada seis meses pues este estudio ofrece un parámetro para la toma de decisiones.

En cuanto a tomar decisiones si estás atorado en la fijación de tu precio, la especialista  explicó que la estructura de costos estándar se basa en incluir todo lo que te implica llevar tu producto o servicios al mercado; el costo marginal sólo contempla la parte variable; el costing es poner el precio que se desee; y el pricing se basa en lo que el mercado pueda pagar.

Si lo anterior no te ayuda considera que “la gente no compra por precio sino por satisfacer necesidades así que de acuerdo al grado de deseo, el precio de la competencia y las características del producto como calidad, es que se debe elegir el precio”.

Al señalar que vender es actuar sobre las personas, “que primero crea y luego compre”, María de Carmen Cabrera declaró que en el servicio está la clave del éxito de las PyMEs que “siempre van a encontrar un chino más barato”.

Como recomendaciones adicionales citó los siguientes puntos:

– No tengas miedo de dejar de ser una persona física con actividad empresarial para ser más formal.

– Siempre mantén tu contabilidad en regla, no hay nada mejor para dormir tranquilo que tener una buena relación ante Hacienda.

– Una empresa es como un hijo, el 99% de los problemas son causados por nosotros.

– Busca capacitación para tus empleados, no hay que negarles la oportunidad, tienen que estar abiertos a aprender.

– Hazte promoción por correo electrónico, directorios, catálogos, folletos, postales, revistas especializadas y ferias.

– Si tu empresa es familiar comprende que el negocio no es la familia, las decisiones se toman en la sala de juntas y los recursos son de la empresa no de la familia.

Fuente: Pymempresario.com

Artículos Relacionados

comments