Trabaja en equipo con tus proveedores y vuélvelos un complemento eficaz del negocio

Cuando un negocio necesita expandirse o consolidarse puede valerse de esquemas como las alianzas estratégicas, donde la unión de dos o más empresas permite reducir los costos en ciertas áreas y así generar dinero para nuevos proyectos.

Una de estas posibilidades radica en la alianza con proveedores como una fuente de 

financiamiento. Este recurso puede potencializar un negocio cuando éste apenas va iniciando o ya se encuentra en una etapa de crecimiento.

Sin embargo, este tipo de crédito no es factible para todos los casos, pues solamente se alcanza cuando la empresa ha generado la suficiente confianza con sus proveedores.

Acerca de qué tan recomendable es este tipo de crédito, María de los Ángeles Vargas, catedrática de la Universidad Anáhuac, opinó que no es tan fiable como otros sistemas, por ejemplo los que ofrecen las instituciones bancarias.

“Si el proveedor no cobrara interés y da un plazo mayor, desde luego que conviene negociar con él para que no salga más caro el crédito. Muchas veces conviene acordar con el proveedor créditos a 30, 60 o quizá hasta a 90 días”, explicó.

María de los Ángeles indicó que es un porcentaje muy bajo de empresas el que opta por esta especie de financiamiento, ya que generalmente los proveedores prefieren dar máximo crédito de siete días y además las Pymes prefieren las líneas de crédito que ofrecen los bancos en los que tienen derecho a otros servicios, como el pago de nómina, adquirir activos fijos y el monto de crédito es mayor.

Antes de optar por cualquier opción de financiamiento, lo primero es realizar un diagnostico en conjunto con las empresas prospecto para la posible alianza, donde lo principal es verificar qué se pueden ofrecer y recibir entre sí.

La clave está en ver si ese aliado puede ser un complemento eficaz del negocio.

Fuente: elempresario.mx

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion