Tres tipos de personas que debes despedir de tu Pyme inmediatamente

Muchas veces cuando estamos empezando una Pyme, tenemos el problema que hay gente que no permite hacerla crecer, este tipo de personas no hacen nada bien a nuestra empresa, es por eso que debemos separarlas inmediatamente de ellas, a pesar de que se vean muy capaces o muy prometedoras, enrealidad son personas que no aportan nada al crecimiento de nuestra empresa.

 

Para detectar este tipo personas existen tres cosas que debes ver:

1.- Los que se hacen la víctima

Son los trabajadores que se quejan de todo y comparan los trabajos anteriores con el actual. Este tipo de trabajo piensa que no le pagan lo suficiente por lo que está haciendo. Este tipo de trabajor son los que infectar a la pyme de un ambiente negativo, nunca hace comentarios positivos. Esto convierte el ambiente en una verdadera pesadilla. Son pesimistas y no sabe dar ideas creativas ni innovadoras. Si quieres un equipo positivo en tu negocio no puedes tener este tipo de personas. Es muy probable que la personas no quiera darse cuenta de su actitud e intente convencer a todo el mundo que el tiene la razón. En un caso de despido es mejor tener todo preparado para que a la hora de separarlo de la empresa tenga lo mínimo de quejarse.

2.- El que lo sabe todo

Los emprendedores que saben escuchar son los emprendedores que llegan lejos, saben escuchar y aprenden de los demás. El trabajador sabelotodo es la persona arrogante de la pyme, que sabe todo del negocio. No tiene por qué ser una experta en la materia del negocio, ni ser alguién demasiado joven para saber lo que está diciendo.

Va a desestimar las contribuciones de los demás, porque ya habrá tomado su propia decisión. El problema es que no entienden que la empresa no es suya. Todo el trabajo como proyecto, idea, riesgo, no es de él, sino del emprendedor. La persona a pesar de tener buenas intenciones no será capaz de respetar las decisiones, incluso de su jefe. 

Este tipo de trabajador tampoco deben estar en tu pyme y deberían ser retirados al instante, sin importar la importancia que tengan en la empresa.

3.- El que no cree en la Pyme

Muchas veces en la pyme tenemos al trabajador que no cree en el proyecto. El problema es que cuando alguien no tira del carro en una pyme, todos lo notan. Alguién que no cree en el negocio, no debería estar trabajando en una pyme, en especial en sus inicios. Esto es lo mismo de tener al clásico compañero de trabajo que no se presenta para completar la presentación. El éxito le da igual, pero si este llega, no dudará en atribuírselo.

Muchas veces este tipo de personas son las que no dejan crecer tu Pyme. Cuando uno empieza a emprender, muchas veces hay que tomar decisiones difíciles, pero este tipo de personas son las que no deben estar en tu empresa. 

Fuente: TICbeat

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion