4 pasos para comprar una franquicia

franquicias

franquicias

¿Sueñas con comprar una franquicia? No es tan complicado como lo piensas, solo tienes que seguir los 4 pasos más importantes que te aseguran tener éxito en la implantación de una franquicia.

1. Infórmate al máximo sobre el mundo de las franquicias

¿Conoces los grandes rasgos de la franquicia?. Si la respuesta es sí, eso no es suficiente para adquirir una. Es por eso que no debes dudar en recorrer las páginas web especializadas en el tema para aprender al máximo. Contrato, obligaciones, impuestos, licencias, etc… Tantos elementos que vas a tener que analizar. Si después de un recorrido en la web tienes todavía preguntas pendientes, no dudes en consultar a un experto en franquicias que te brindará toda la información que necesites.

2. Define tu presupuesto

Ahora que te informaste más sobre las franquicias, te queda actuar. Antes de tomar una decisión apresurada, es muy importante que definas tu presupuesto. Tendrás que entrevistarte con banqueros que te ayudaran a definir tu capacidad de adquirir un préstamo. Añades a eso tu aportación personal y/o algún otro tipo de aporte exterior y estarás listo para ir en búsqueda de una franquicia. Si a pesar de eso te das cuenta de que tu presupuesto no es suficiente piensa en los inversionistas.

3. Elige el negocio

Ahora, llegaste a la etapa clave: la elección del negocio. Una vez más, Internet es tu amigo, primero, te vas a inclinar más en consultar anuncios de negocios que te gustan. Sin embargo, lo más juicioso sería identificar los sectores en crecimiento aunque sean sectores en los cuales no habías pensado al principio. Si crees no tener la capacidad o los conocimientos suficientes, no te preocupes, el franquiciante está para capacitarte. En todo caso, debes saber que se encuentran franquicias en todos los sectores de actividad, sólo tienes que elegir.

4. Implanta tu franquicia

Una vez que hayas elegido el rubro, sólo te queda firmar un contrato, buscar un local, eventualmente empleados, acondicionar y capacitarte con tu franquiciante. Etapas que parecen simples pero que requieren una gran atención. En efecto, el contrato debe ser examinado en profundidad para no tener sorpresas en el futuro. En cuanto al local, no lo puedes elegir al azar, para orientarte hacia el perfecto sitio, un estudio de mercado es imprescindible.

Como puedes ver, las etapas no son tan complicadas, solo te queda lanzarte. Olvida tu condición de empleado y conviértete en empresario en el sector de tu elección.

Vía: jesuispatron.com

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion