Conoce algunas claves del negocio de las microfranquicias

La microfranquicia es una opción de autoempleo y una oportunidad para formalizar la actividad de aquellos negocios que hoy operan en la informalidad. Se trata de una solución para economías emergentes, en donde los miembros de la mayoría de las familias tienen que trabajar o bien, buscan ingresos adicionales para cubrir sus gastos.

Además, cuenta con todos los elementos que integran una franquicia, como la marca y el know how. El modelo también permite a los micronegocios homogenizar sus procesos y operar de manera eficiente y profesional. Por ello, ejemplos de casos de éxito de este concepto son los carritos de pretzels y hot dogs en Nueva York, EE.UU., así como kioscos de periódicos en Perú.

1. Crea tu propio modelo: Si eres dueño de una microempresa, como una reparadora de calzado o una cerrajería, puedes convertirla en una microfranquicia. Para ello, sigue estas recomendaciones:

– Tienes que operar el negocio mínimo un par de años para dominarlo perfectamente.

– Hay que estructurar los procesos y probar que el modelo funciona de manera correcta.

– Lo ideal es contar con una o varias sucursales más, todas funcionando bajo el mismo sistema.

– Después, tienes que salir a buscar inversionistas.

El franquiciante (propietario de la microfranquicia), debe ofrecer algunos incentivos para sumar microfranquiciatarios (quien adquiere la microfranquicia). Por ejemplo, financiamiento, economías de escala, publicidad, capacitación, etc.  La clave está en integrar una red numerosa para generar ganancias atractivas para quien la encabeza. Mientras que los socios de negocios se hacen de un patrimonio.

2. Negocios ideales para ser microfranquicias

– Carritos de alimentos o bebidas.

– Reparadoras de calzado.

– Cerrajerías.

– Papelerías.

– Estéticas.

Fuente: Soyentrepreneur

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.