Gastronomía lidera el modelo de franquicias peruanas

lomito-saltado-2

El Perú y su gastronomía siguen dando qué hablar en el mundo. Y es que según cifras del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, el 86% de las franquicias peruanas instaladas por todo el mundo pertenecen a este sector, siendo sus principales polos de atracción nuestros países vecinos, Chile y Ecuador.

Tal como lo indica la titular de Comercio Exterior, Magaly Silva, de un total de 21 franquicias establecidas en 17 mercados, el 86% procede del sector gastronómico, el cual genera nada menos que 67 millones de dólares en exportaciones, según cifras registradas en el pasado 2014. Motivos para seguir pensando que la gastronomía local aún tiene un techo muy alto al que llegar.

Algunas de las franquicias con mayor presencia en el mundo

Destacable resulta la labor que vienen desarrollando las cadenas como la cevichería Nitos, Segundo Muelle, Embarcadero 41, Pardo’s Chicken, El escondite del Gordo y los restaurantes de comida fusión Hanzo, Osaka y China Wok. Con respecto a estos últimos, resulta notable la aceptación obtenida en el mercado exterior, toda vez que estas franquicias ofrecen comida oriental pero con ingredientes y sabores peruanos.

Ecuador, específicamente, se ha convertido en el destino predilecto de las franquicias locales. A diferencia de otros países, Ecuador ofrece la ventaja de un traslado rápido de insumos procedentes del Perú para la preparación de los platos de estos restaurantes. Hoy en día, este país cuenta con 8 franquicias peruanas instaladas.

El modelo de franquicia “made in Perú”

Al igual que en otras partes del globo, el modelo de franquicias se basa en la idea original de un empresario que vende su idea de negocio a otro empresario como él, con la obligación de no cambiar ningún aspecto relacionado al negocio original. Eso es lo que proponen los empresarios peruanos a los extranjeros en este modelo de franquicia gastronómica local que está generando excelentes resultados.

La formación de una franquicia local con visos de exportación está regulada por la Cámara Nacional de Franquicias, la cual exige a sus agremiados a sostener durante un periodo de tiempo su sistema dentro del país antes de lanzarse a la aventura de “franquiciar” la idea en el extranjero. ¿Y esto por qué? Por algunos motivos básicos como:

  • Los estándares para las franquicias en el extranjero son completamente distintas a las establecidas en el plano local.
  • Los costos son completamente distintos, especialmente en el aspecto de recursos humanos y predios (solo en Estados Unidos, un local pequeño para un restaurante puede rondar los 40.000 dólares mensuales).
  • En algunos casos, la franquicia requerirá infraestructura nueva para la construcción de su local, lo que representa un obstáculo tremendo para las franquicias con escaso respaldo económico.

Tal como indica el catedrático Juan Carlos Mathews, resulta vital que las franquicias se muestren flexibles al ingresar un mercado. En numerosas ocasiones, el cliente extranjero espera algo determinado de un restaurante peruano, que de no cumplirse, culmina con la caída inexorable de la franquicia en el extranjero. Es en tal sentido, que al igual como se hace a nivel local, se necesita un estudio de mercado antes de instalar la franquicia en un país determinado.

Vía: americaeconomia.com / gestion.pe

Foto: ilcb.edu.pe

Artículos Relacionados

1 Trackback / Pingback

  1. Mistura 2015, una experiencia más que culinaria - Pymex

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.