¿En qué debo invertir para adquirir una franquicia?

Franquicias, tiendas

Adquirir una franquicia no es barato, sus costos reales van mas allá de los desembolsos de dinero iniciales exigidos por el franquiciante o propietario de la franquicia. A continuación comentaremos cuales son estos gastos y luego un breve análisis de que otros costos se presentarán durante los primeros momentos del desarrollo del negocio.

La inversión necesaria para acceder a una franquicia es muy variable, existen excelentes franquicias de muy baja inversión y muy rentables a la vez, como otras que requieren gran capital inicial.

Los gastos y desembolsos necesarios en la mayoría de los casos son los siguientes:

Canon de Entrada: Este es un monto que el franquiciador solicita como canon para pertenecer a la cadena de franquicia. El franquiciado paga este importe al inicio y por única vez y debe tener acceso a utilizar la marca del franquiciador y la formación inicial sobre el funcionamiento del negocio y forma de operar.

Porcentaje de la ventas o Royalty: Estos pagos que el franquiciado realiza a favor del franquiciador en forma periódica son la principal fuente de ingresos de este último.

Canon por Publicidad: Son inversiones periódicas tanto del franquiciado como del franquiciador con el fin de generar un fondo para publicidad y marketing, estudio de mercado, desarrollo de nuevos productos o servicios de manera de garantizar la estabilidad del sistema.

No todas las franquicias exigen estos conceptos, y cada franquicia lo hace en distintos niveles.

Otros costos iniciales que hay que tener en cuenta son los correspondientes al desarrollo del proyecto, diseño y armado de los locales comerciales, todos los gastos asociados al lanzamiento de la franquicia.

Por otra parte no se puede esperar obtener una rentabilidad inmediata, dependiendo del tipo de franquicia puede llevar mas o menos tiempo estabilizar el negocio y comenzar a obtener ganancias.

Fuente: Miemprendimiento.com

{fcomment}

Deja un comentario