Boticentro: Calzado industrial

Edison Tello empezó en el negocio del calzado industrial cuando su padre, un trabajador de una fábrica de este rubro, decide poner su propia empresa e incorporar a sus dos hijos (Edison y Edgar), empezando con una producción de 24 pares de zapatos y actualmente hacen 1,000 a la semana.

–¿Cómo hicieron para conseguir capital?
Cuando empezamos mi padre adecuó la casa como si fuera un taller, entonces no tuvimos que invertir en local, pero sí en implementos y herramientas unos S/.5,000, que eran los ahorros de mi padre y que nos sirvieron para empezar a hacer 24 pares de zapatos diarios.

–¿Fue suficiente?
Al comienzo sí porque no hacíamos en grandes cantidades, pero luego cuando nos propusimos incrementar nuestras ventas tuvimos que pedir préstamos a financieras que te cobraban intereses de hasta 20%, pero sabíamos que valdría la pena para sacar adelante el negocio que ahora se llama Boticentro.

–¿Fue difícil conseguir financiamiento?
No, porque formalizamos la empresa, lo cual ya estaba en nuestros planes desde los inicios, porque sabíamos que así podíamos participar de las compras estatales y esa siempre fue nuestra meta.

–¿Además del Estado tienen otros compradores?
Lo que nosotros fabricamos el 50% es para el Estado, ellos nos compran para los militares, pero además vendemos a grandes empresas como Vencedor, Arcor, Sayón, entre otros.

–¿Sólo a nivel nacional?
No, el segundo paso queremos empezar a exportar, por eso este año hemos invertido unos US$ 50,000 en maquinaria para una mayor producción y crecer un 48% con respecto al año pasado.

–¿Entonces no hay crisis?
No lo hemos sentido porque nos ha ayudado pertenecer al programa Norexport de Indecopi, que nos permitió implementar Normas Técnicas para trabajar con los países miembros de la Comunidad Andina (CAN).

*Fabiana Sánchez Di Natale

Fuente: Diario Expreso

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion