Cottonex: Prendas de vestir que expresan arte

Bianca Cogorno parece correr contra el reloj, se percata al mínimo de cada detalle, no es para poco, va a subir un peldaño más, acaba de lanzar al mercado su marca de ropa Moom Pink.

La propuesta de Bianca, quien se define como una empresaria que ama la moda, es una fusión entre culturas pre-colombinas, que se plasman en alpaca, baby alpaca, lana de ovino, telares, bordados a mano y crochet por artesanos de Huancayo, Arequipa, Ayacucho, Cuzco y Lambayeque.

Su apego por el diseño empezó a efervescer mientras estudiaba economía y comercio en la Universitá Bocconi, en Milán Italia, tierra conocida mundialmente por ser unas los grandes referentes de la moda.

De los sueños pasó a la acción y en el 2006 crea COTTONEX S.A.C., con un capital de US$ 5,000, desarrollando una nueva técnica de expresión del arte pintado a mano en prendas y accesorios.

Sus diseños impactaron durante su participación en Perimoda 2007 y fueron inmediatamente solicitados en tiendas por departamentos y boutiques. “Fue un enamoramiento que surgió con el algodón nativo orgánico, con los textiles nacionales y el trabajo de los artesanos”, recuerda Bianca quien luego empezó a investigar para utilizar otras fibras como la alpaca.

“Ya no vemos solamente la chompa antiguas clásica, sino diseños y bordados que realizaban los artesanos con quienes hemos creado una sinergia. En una sola prenda se va a poder apreciar cuatro o cinco telares con acabados finos”, refiere.

Al ampliar su línea de propuestas decidió reinventarse y darle paso a Fantasy Corporation S.A.C., junto a ella, trabajan cerca de 40 personas, cuyo objetivo es apuntar hacia el mercado de Europa del norte.

Un abrigo de baby alpaca en el que se despliega el arte del diseño puede costar un promedio de US$ 220, un vestido en satén con bordados de Huancayo fluctúa en US$ 180. “Queremos rescatar las tradiciones, reinventar y hacer moda con nuestras manos y textiles”, asevera Bianca, quien se alista para participar en la Feria Magic de Los Ángeles, en California.

“Un empresario debe sentir pasión por lo que hace sentir el trabajo como un regalo y no dejarse vencer por el miedo”.

Fuente: Gestión.pe

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion