Cyale: El negocio del diseño de modas

Cyale, diseño de modasCuando doña Rosa Quezada se acomodaba frente a su máquina de coser, había un pequeño de 12 años, Julio César Yale, que la miraba con atención. Madre e hijo empezaron a compartir así una pasión: el diseño de modas.

A doña Rosa no le importaba que alguien la criticara al verla enseñando a su hijo los tipos de tela o los instrumentos para armar o retocar una prenda. “Mi madre nunca estudió diseño de moda, pero lo que pudo conocer me lo transmitió”, recuerda Julio, gerente de Cyale , su negocio en el que ofrece prendas exclusivas para todo tipo de ocasión que pueden costar entre S/.150 y S/300. Pero si alguien solicita uno especial, es decir a su gusto y medida, este puede llegar a los US$300.

Alojado en una de las avenidas más exclusivas de la moda peruana, la avenida Conquistadores (Miraflores), este joven diseñador tuvo su primera prueba de fuego cuando diseñó el vestido de 15 años de su hermana, siendo aún adolescente.

“No había más que pensar. La moda era mi mundo. Para esto nací. Así que me puse a estudiar”. Aunque tenía el objetivo claro, Julio no contaba con dinero. Durante dos años trabajó en todo tipo de empleo para ahorrar lo necesario.

Con algo de soporte económico inició su preparación. Su destreza en el diseño, corte y conocimiento de las telas hizo que en poco tiempo fuera contratado por conocidas empresas de diseño de moda. “Fui ganando experiencia, reconocimiento y dinero”. El momento había llegado para Julio y desde hace cinco años está al mando de su propio negocio de moda.

“Arriesgué S/.50 mil como capital básico, pues la ambientación de mi tienda lo dirigí yo, sino imagínate. Ese dinero no hubiera alcanzado para empezar el proyecto”.

Confiesa estar concentrado en desarrollar su sello personal. “No descuido los detalles que algunos han olvidado. Superviso desde la ambientación, el maquillaje, la vestimenta, los accesorios hasta el color y el papel elegido para mis catálogos de presentación”. Por cada temporada, diseña 500 prendas, entre vestidos, zapatos, correas, carteras, etc.

“Conocer a tus proveedores debe ser una regla que no se debe romper en este negocio. Acercarte a tus clientas y recoger sus propuestas es también parte del crecimiento de una empresa”.

Web: http://www.cyale.net/

Fuente: Gestión.pe

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion