Del fracaso al éxito: en un inicio, Henry Ford no lograba vender autos

El creador del modelo “T” que transformó la producción masiva de bienes y la manera de laborar en las fábricas del siglo XX empezó su historia como un emprendedor poco exitoso.

 

De hecho Henry Ford se declaró en quiebra cinco veces antes de lograr el éxito.

Ford nació de una familia de inmigrantes irlandeses que vivía en una granja y tenía seis hijos.  Empezó su carrera como maquinista en 1879, trabajó para la firma Westinghouse y para la Edison Illuminating Company.

En 1893 diseñó el primer vehículo impulsado por gasolina, el cuadriciclo. No obstante, la primera empresa de Ford, Detroit Automobile, despareció en 1901 entre quejas de baja calidad de sus automóviles y altos precios.

En 1902,  el empresario abandonó su segunda empresa, Henry Ford Co.,  por una disputa con un colaborador.

En 1908 desarrolla el modelo T, pero la tercera empresa del ingeniero, Ford Motor Co., por poco fracasa también cuando las primeras ventas de automóviles no eran lo suficientemente masivas para pagar los créditos que había solicitado.

Fue hasta que en 1913 Ford patentó la línea de ensamblaje para la producción en masa cuando logró el éxito.

En 1918 la mitad de todos los autos en Estados Unidos eran modelos T, de los cuáles vendió 15 millones de unidades.

También fue uno de los primeros en destacar la importancia del empelado como fuerza de una empresa y en 1936 creó una fundación para impulsar la educación. 

 

Fuente: altonivel.com.mx

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion