Historia de éxito de Renzo Costa, el Rey de los cueros

Esta es la historia de Marina Bustamante, dueña y gerente general de Renzo Costa, una empresa especializada en prendas y artículos de cueros de fama en el Perú y el extranjero, así como otras empresas nacionales que innovan para conquistar en el exterior.

Proveniente de una familia de escasos recursos de Barrios Altos, Marina recuerda que su afición por el cuero nació desde muy niña al ver a su abuelo curtir ese noble material.

Apenas acabó el colegio tuvo la idea de tener una empresa que le permitiera realizar sus creaciones. Ya casada, y a pesar de que Marina no contaba con una gran presupuesto, se aventuró a alquilar una tienda en una conocida galería del Jirón de la Unión y le puso el nombre de su hijo: Renzo Costa.

Y debido a la gran acogida que tuvo, contrató a personal y al poco tiempo compró un local en la cuadra 5 del mismo Jirón de la Unión. Poco tiempo después con la disposición de seguir creciendo y expandiéndose en la cuidad limeña dio también un giro novedoso en todas las líneas de cuero.

En conjunto se fue armando diseños con la idea de establecer una estructura personalizada para la marca. La idea fue expandirse hasta abrir un local en el centro comercial Jockey Plaza, donde lograron posicionarse y tener la oportunidad de entrar a otros retails.

En la actualidad Renzo Costa tiene 39 tiendas distribuidas en Piura, Chiclayo, Trujillo, Huancayo, Juliaca, Arequipa, Chimbote, Cusco y hasta posicionarse con 5 tiendas en la ciudad de Chile sumado a 550 trabajadores entre confeccionistas, administradores y vendedores en general.

Renzo Costa, una marca de éxito empresarial

Con la originalidad y tendencia muy bien posicionada, Renzo Costa ha conquistado, sin duda, todo el mercado peruano. No en vano la empresa exporta sus productos a exigentes mercados como los Estados Unidos, Alemania y Holanda.

Sin pensar tal vez en el gran impacto que tendría en la actualidad con una variedad de productos que van desde los cinturones, carteras, casacas, billeteras y hasta la novedad de los morrales y portacelulares con diseños modernísimos, Marina Bustamante, supo posicionar la marca también en la web. “Siempre fui soñadora y pensaba en grande. Me sacrifiqué muchísimo para alcanzar todo lo anhelado. Cuanto más dura la batalla más satisfactoria es la victoria”, comenta.

Marina Bustamante señala que en cada tienda sólo en infraestructura se invierte alrededor de US$ 150,000. Además precisó que todos los locales son alquilados y que por las tiendas dentro de los retails pagan un porcentaje de ganancia al centro comercial.

tienda

Logística e innovación

La empresa se inició con la confección de carteras, pero el éxito y el posicionamiento de su marca no habría sido posible sin el soporte logístico que le ha permitido comprometerse -a través de una regla de oro- con sus clientes.

“Cuando hablamos de capacidad logística, hablamos de nuestro 100% de productos de mercadería: 65% producido en el Perú y 35% importado. Así está dividida nuestra capacidad logística. Con esto abastecemos a nuestros 39 puntos de venta en el Perú y los cinco que ya tenemos en Chile”, declaró.

Marina Bustamante refirió que actualmente su empresa implementa un sistema centralizado que tiene áreas de venta, contabilidad, finanzas y donde el área logística es la más grande.

Su fundadora aseguró que tiene bien enfocada la logística que operan. A manera de ejemplo refirió que en el área comercial trabajan toda la información que la empresa requiere, consolidan la información respecto a todo lo que se vende en el mes o año. Y en base a eso entra a tallar el área de planeamiento para satisfacer la demanda.

“Esta parte logística como sistema integrado funciona, pero manualmente. Es muy complicado. Pero en noviembre terminaremos de implementar esa parte que incluye la fabricación”. “El sector logístico es la matriz de toda empresa”, reconoce finalmente.

Vía: businessempresarial
Foto: elcomercio

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion