Industria kallpa, produce con éxito ropa deportiva

Ropa deportiva

“No existe la frase no se puede. Todo es posible”, dice convencida Graciela Nayhua Gamarra, una exitosa empresaria arequipeña, propietaria de Industrias kallpa, empresa que confecciona ropa deportiva para Arequipa y que este año ingresará al competitivo mercado limeño.

Su historia empezó hace 20 años. Graciela había estudiado secretariado, pero la oficina y los horarios no eran para ella, entonces decidió formar su propio negocio. Recordó sus clases de costura en el colegio y se decidió por la confección.

Comenzó haciendo vestidos de novia y de fiesta. Le fue bien, pero el ingreso de vestidos provenientes de Lima a bajo costo, le jugaron una mala pasada. Entonces, hizo un giro en el negocio y comenzó con la confección de ropa deportiva que era más rentable.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




ADAPTACIÓN. “Me costó mucho porque no conocía el negocio. Yo solo hacía vestidos, además no contaba con maquinaria y empecé a subcontratar. A veces no me cumplían y yo quedaba mal. Logré comprar una máquina semiindustrial, pero fue insuficiente. Tuve que seguir subcontratando”, cuenta.

“Era complicado. Algunos vivos me pedían el doble de material (telas) y a veces tenía que esperar hasta altas horas de la noche por los pedidos. En ese tiempo estaba embarazada de mi primera hija”, recuerda.

Con el correr del tiempo, con bastante más conocimiento del negocio, Graciela alquiló un pequeño local en la calle Deán Valdivia, en el centro de Arequipa y con algunas máquinas más, abre su taller para confeccionar primero camisetas y shorts deportivos.

Ella misma comenzó a visitar colegios y empresas para ofrecer sus servicios. Primero con poca suerte, pero luego logró ingresar como proveedora. Su calidad y puntualidad fueron su carta de presentación.

Hoy, Industria kallpa provee prendas no solo a colegios, sino a empresas, clubes deportivos de la Copa Perú y compañías mineras. Además, muchas de sus prendas salen a departamentos como Moquegua y Madre de Dios. “La constancia me permitió conseguir mis objetivos”, afirma esta mujer, ahora madre de dos niñas.

Fuente: LaRepública.pe

{fcomment}

comments

Autor entrada:

Deja un comentario