La fascinante historia del chico que pasó de pandillero a millonario

A sus 16 años, Ryan Blair, vivía entre rejas en una cárcel de Los Ángeles, a los 21, ya fundaba su empresa de tecnología 24/Tech. ¿Cómo lo hizo?

millonario

A los 16 años, Ryan Blair cumplía una condena en una cárcel de Los Ángeles por sus actividades delictivas como parte de una peligrosa pandilla urbana tras haber sido atrapado por décima vez. A los 21, ya había fundado su propio negocio, 24/Tech.

Pero eso no es todo: a los 33 años, Blair se ha convertido en uno de los grandes emprendedores de Estados Unidos y uno de los empresarios con mejor reputación en su país, así como en el principal ejemplo moderno del Sueño Americano, demostrando cómo se puede escalar a lo más alto desde los peldaños más lúgubres de la sociedad.

Por eso que ViSalus, su empresa de tecnología fundada en 2005, encabeza la lista de las compañías que han crecido más rápido durante la última década, nada menos que un 1.200% en sus tres primeros años. Hoy, a sus 39 años, es un multimillonario emprendedor de éxito.

De las calles al éxito empresarial

Blair creció en el sur de Los Angeles dentro de una familia de clase media con el apoyo de sus padres que trataban de luchar contra la crisis y la falta de empleo. Pero durante su adolescencia, luego del divorcio de sus padres, la vida de Ryan se salió de control al ser adicto a las anfetaminas, teniendo problemas de agresividad en la escuela por lo que fue expulsado cuando cursaba el el 9 ° grado uniéndose a una banda criminal muy peligroso de la ciudad.

Ryan vivió en un cobertizo durante un año y fue arrestado 10 veces por robo, peleas y tráfico de drogas a los 16 por lo que tuvo que ser encarcelado para una condena de cuatro años. Cuando tenía 18 años, la madre de Blair comenzó a salir con un empresario de bienes raíces de éxito quien se convirtió en el mentor de Blair y lo alejó de la vida de las bandas para ofrecerle un trabajo en Logix, una empresa un proveedora de asistencia técnica informática.

Te puede interesar Historias de éxito: de mesero a empresario gastronómico

Fue así que a sus 21 años, después de ser vicepresidente de Desarrollo de Logix, Ryan fundó su propia empresa de soporte técnico 24/7 Tech. Su último proyecto fue la reciente publicación del libro “Rock Bottom to Rock Star”, donde cuenta su vida y de la forma cómo se puede salir del fondo para convertirse en un emprendedor exitoso.

libro

Como señala el autor, las leyes de la calle no son tan diferentes de las de los grandes despachos. Así que estos son sus principales consejos para tener éxito en los negocios :

1. Pelear por lo que es tuyo

Blair recuerda aquellos años en la cárcel donde los presos intentaron conseguir su dinero, con amenazas incluído. “Pero hay que mantenerse firme por tus principios, porque si le das a alguien lo que te pide, ese sólo será el primero de una larga lista”.

2. No contratar a gente a la que le gusten todas las ideas

Como señala el autor, “la adulación te hace sentir bien, pero no paga las facturas”. Para Blair, es importante que los colaboradores pongan a prueba de vez en cuando y ofrezcan su punto de vista personal, por mucho que no se lo comparta. De lo contrario, cuando se está equivocado, podría el negocio irse a la ruina.  También Blair es un firme defensor de no confraternizar en exceso con sus trabajadores, pues considera que cuando el personal comienza a interferir en la empresa, es probable que comiencen a surgir determinados problemas. “Por ello, hay que tener cuidado a la hora de seleccionar nuestros empleados y anticipar dificultades futuras”, asevera.

3. Nunca expresar una emoción negativa en un correo electrónico

Este tipo de comunicaciones más delicadas solamente deben realizarse en persona, o como mucho, por teléfono. Nunca vía e-mail.

4. Ganarse la confianza de la gente

Blair lo tiene muy en claro: en la calle nunca se debe confiar en el primero con que se encuentra. ¿Por qué hacerlo entonces en el también feroz mundo de los negocios? No hay que fiarse de los demás sin que antes estos se hayan mostrado dignos de confianza. Para el emprendedor tecnológico, la honestidad es lo más importante.

5. La competencia no lo es todo

El autor señala que uno de los grandes problemas que suelen perjudicar a algunas startups es enfocarse demasiado en destruir al rival y, de esa forma, descuidar lo que está ocurriendo en su propia casa. Para Blair, en muchos casos es mejor centrarse de su propio negocio sin pensar en lo que está haciendo el vecino de lado.

Vía: Inc.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados