Lartisancafe: El negocio de hacer pan

Un pan nutritivo con el toque exacto de sal y sin preservantes, es lo que ofrece Carlos Pereira, propietario de Lartisancafe. Optó por hacer empresa en el país por la nostalgia que “siente todo peruano cuando está fuera de su patria. La tierra siempre te jala”.

Carlos vive en EE.UU., donde es dueño de una planta de producción que abastece de 120 tipos de pan artesanal a hoteles y casinos de Las Vegas. Tiene 180 clientes.

“Hacemos 500 entregas diarias. Preparamos el pan como lo comían nuestros abuelos en Perú”. Aunque ya tiene una vida hecha en los EE.UU., hizo que sus arribos a la tierra que lo vio nacer no solo fueran para visitar a sus seres queridos, sino también para crear empleo.

Con 18 años de experiencia en el rubro de la panificación, Carlos habló con un amigo suyo en los EE.UU., y juntos optaron por abrir Lartisancafe, donde laboran 70 personas, entre panaderos, meseros y administrativos. “Para complementar el negocio también ofrecemos postres, desayunos y ensaladas de frutas”.

En su local tiene capacidad para unas 220 personas. “Y si vamos a los números, cada cliente consume un promedio de S/.35. Por lo menos habrá tres rotaciones por mesa”.

Es posible que en seis meses, Carlos abra un local más, el que tardaría un año en implementarse. “Posteriormente iremos a invertir a Arequipa y Trujillo”.

Si bien no está mucho tiempo en Lima, Carlos tiene “buenos amigos” en su negocio: sus empleados. “Ellos son mis mejores socios. Se cumple legal y económicamente con ellos”, sentenció.

“Vender solo pan no funciona acá ni en la China. Nos rodeamos de administradores y creativos para que este negocio prospere. Sabíamos de nuestras limitaciones”.

Fuente: Gestión.pe

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion