Martha Sosa, una mujer para sacarse el sombrero

En su cálido Catacaos (Piura), la pequeña Martha Sosa pasaba horas al lado de su abuela ´Manuelita´ aprendiendo el arte de tejer sombreros con la paja toquilla. A sus ocho años de edad, sus dedos aún no dominaban esa técnica, pero hoy es “pan comido” para ella.

Martha es dueña de la empresa “Artesanías Mis Gemelas” y también presidenta-fundadora de la Asociación de Artesanas de Pedregal Grande. Con esfuerzo y talento, ha hecho del tejer su negocio y ha logrado emplear hasta 400 mujeres de Pedregal Grande.

Las artesanías de Martha tienen gran acogida en el extranjero. Con el apoyo de la Fundación Romero, Martha y otras artesanas, han asistido a diversas ferias llevando sus productos. Han desarrollado vínculos con representantes extranjeros que se han convertido en sus clientes.

Las ciudades de Nueva York, Texas y California (Estados Unidos), urgen de sus sombreros de paja toquilla en todas sus variedades: los clásicos, los de chalán y los sombreros de marinera. Martha nos cuenta que los precios de sus productos oscilan entre S/.80 y S/.150.

A pesar de la crisis mundial, el taller de Martha ha podido enfrentar la baja demanda del mercado externo. “Actualmente, hemos estado asumiendo un pedido de la Universidad César Vallejo (Piura). Se trata de unos sobres de paja para que los alumnos pongan ahí sus materiales”. Cuenta que fueron 800 las piezas que trabajaron en 15 días, unas 400 mujeres.

Otra variedad del arte de Martha son las carteras con aplicaciones de cuero. También vemos floreros y adornos de paja. “Queremos seguir creciendo como empresarias”, nos dice.

“Estamos contentas por este crecimiento empresarial. Ya viene la Navidad y causaremos sensación con nuevos diseños en nuestros productos”.

Fuente: Gestión (Texto y foto)

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.