Negocio de cafeterías: El caso de Bulé Café

Bulé Café, cafetería

El café no es solo sabor. Es una oportunidad para que la gente se reúna a conversar, a relajarse, a estudiar o a trabajar. Es toda una experiencia que llega a su punto máximo si el café seleccionado es de alta calidad. Ese es el concepto que Hugo Felipa y Silvia Saco Vértiz crearon para poner en marcha su cafetería: Bulé Café.

Se conocieron cuando trabajaban en una empresa dedicada a los fertilizantes. Él tenía experiencia en el tema agrícola, mientras que ella había hecho un empresariado en la Universidad del Pacífico sobre el café. Así, en el 2009 deciden reunirse y rediseñar el proyecto.

Lo primero era escoger el insumo.* Visitamos las principales zonas cafetaleras del país:* Cusco, Cajamarca y en la Selva Central. Viajamos a Bogotá a una escuela de baristas, que son las personas dedicadas a la elaboración de café, para capacitarnos. Allí llevamos las muestras del grano y los expertos escogieron el café de Villarica”, explica Hugo Felipa.

Ambos aprendieron la técnica y regresaron a Lima para poner el negocio en marcha en enero de 2010.

Diferentes. Teníamos todo planificado, hicimos estudios de mercado y encargamos a una agencia la elaboración de la marca.

Ellos nos presentaron la propuesta de Bulé Café. Bulé es una palabra francesa que significa asamblea y representa la historia de las cafeterías que se hicieron famosas en Francia cuando los artistas se reunían en estos locales a tomar café, señala Silvia Saco Vértiz.

Felipa afirma, por su parte, que la inversión inicial fue de US$180 mil, que incluyó el alquiler y remodelación de un local en Miraflores, la compra de los equipos y mobiliario, así como la capacitación del personal. “Lo más complicado fueron los trámites municipales. Donde algo era cuadrado, ellos lo veían redondo. Aún así nunca tiramos la toalla”, asegura.

Los socios indican que la diferencia con otras cadenas, como Starbucks, es la preparación del café al momento y una amplía carta de productos, entre los que destacan las bebidas aromáticas (infusiones con frutas, miel de abeja, canela, entre otros ingredientes).

Hoy planean ser una franquicia. Además, están viendo la posibilidad de ingresar con barras en los centros comerciales con su concepto de espacio amplio y cálido para los consumidores.

* Rudy Palma

Fuente: Perú21.pe

{fcomment}

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion