Nelson Hunt: la historia del hombre que perdió mil millones de dólares en un día

nelson-bunker

En algún momento de la vida te habrá tocado vivir una pérdida económica, ya sea que se trate de sumas importantes o no muy importantes de dinero, por descuido o irresponsabilidad, en ese momento sientes impotencia o enojo, porque es bastante molesto darse cuenta que perder dinero.

Pues, sea cual sea la cifra que hayas perdido no creo que supere (ni se acerque) al monto que Nelson Hunt, un magnate del petróleo y plata, perdió en tan solo un día, pues lo creas o no este hombre perdió mil millones de dólares en un día.

Nelson Hunt

En un tiempo este señor fue conocido como el hombre más rico del mundo. Sus inicios se dan en Arkansas, Estados Unidos, en 1926 cuando nació dentro del seno de una familia acomodada.  Su padre le dejó una cuantiosa herencia de miles de millones de dólares, además de la empresa petrolífera Placid Oil Co.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Años más tarde Hunt descubrió un gran yacimiento de crudo en Libia, ahí fue que amplió sus activos en petróleo y gas y su fortuna se incrementó en gran manera. Sin embargo, su fortuna no solamente se basaba en el petróleo y gas sino también contaba con propiedades en Australia, tenía empresas azucareras, bancos, una cadena de pizzerías, ganado y una colección de monedas antiguas.

Al parecer todo iba bien, tenía un capital de 8 mil millones a 16 mil millones de dólares. Incluso él mismo no sabía cuánto dinero tenía: “no tengo la cifra en mi cabeza. Las personas que saben su valor, por lo general no valen tanto”, afirmó en una de entrevista. Sin embargo, el declive vino cuando nacionalizaron las empresas petrolíferas en Libia por el coronel Muammar Gaddafi en 1969. Además, lo que terminó por hundir a este magnate fue la inversión de plata.

“El jueves de la Plata” fue el día en que Nelson Hunt lo perdió todo, un 27 de marzo de 1980 se suscitó una estrepitosa caída en el mercado del metal, haciendo que Hunt pierda mil millones de dólares, además, por si no fuera poco, tuvo una mala racha, ya que los precios del petróleo y el azúcar empezaron a caer, lo que hizo que el magnate estadounidense solicitará protección de bancarrota.

Los últimos años de su vida la pasó con su esposa en una modesta casa en Dallas, Texas, pero sus últimos días los pasó en un geriátrico, ya que padecía de Alzheimer.

Sin embargo, a todo esto Nelson Hunt nunca vivió una vida de multimillonario, se dice que no viajaba en primera clase, siempre usaba unos trajes baratos y arrugados, además cuando se encontraba en New York siempre tomaba el metro. Cuando se le preguntó sobre la millonaria pérdida, él dijo: “mil millones de dólares no son lo que solían ser”.

Lo interesante de todo esto es que a pesar de haber perdido bastante dinero, él nunca se deprimió, ni vio que era el fin de su vida, por el contrario siguió su vida tal igual como cuando era millonario, una vida austera y tranquila le siguió por el resto de sus días.

De esta forma, cuando te toque (si te toca) perder alguna cantidad de dinero, sea cuantiosa o poca, recuerda que es solo dinero, y que, al fin y al cabo, eso puede recuperarse y que realmente nada de está perdido.

Vía: actualidad.rt.com y peru.com

Foto: nbcnews.com

 

Artículos Relacionados

comments