NutriBaby: Alimentos orgánicos para bebes

Una góndola vacía fue lo que llevó a Valentina Peroni a crear este año NutriBaby, la primera empresa de alimentos orgánicos para bebes en Argentina, que sedujo a los grandes supermercados de ese país y ya tiene pedidos de países del Cono Sur, Europa y Australia.

Peroni se desarrolló profesionalmente en relación de dependencia. Trabajó en empresas como Unilever, Mattel, Hasbro Toys y The Clorox Company. Hace dos años, y con la experiencia de haber vivido en Estados Unidos, fue a buscar en tiendas argentinas la comida orgánica para bebes que había visto repetidamente en las góndolas norteamericanas.

“Me sorprendí al ver que no había nada, salvo un colado de ciruelas normal, no orgánico”, contó la licenciada en Economía, de 36 años, que inmediatamente después empezó a investigar el tema y descubrió una oportunidad de negocio.

Por un lado, vio que Argentina era uno de los principales productores y exportadores de productos orgánicos. Por el otro, reconoció un incremento en la demanda internacional, acompañada por los primeros lanzamientos de las grandes marcas en el rubro. A eso se sumó la ausencia de competidores en Argentina y pocas plantas en la región.

“No había dudas de que había un hueco para llenar. Lo primero que hice fue contactarme con una ingeniera especialista en nutrición. Ella me derivó, después de varios encuentros, al INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial). A ellos les encargué el desarrollo de las fórmulas y de la planta”, explicó Peroni.

¿Cómo financió el desarrollo y la construcción de la planta en Villa Ortúzar? Con un 1 millón de pesos que reunió de sus ahorros e inversores particulares. “El proceso no fue nada fácil. Fueron muchos meses de trámites, de espera para conectar el gas, de adaptación de máquinas, de lograr permisos de importación. Por esa época yo estaba esperando mi segundo hijo y recorrer los organismos con ocho meses de embarazo fue complicado”, recordó la emprendedora, que, sin embargo, reconoció que la panza de ese entonces la ayudó a esquivar varias filas de espera.

La empresa estructuró un proceso con productores que siembran a pedido, plantas de procesado en Santa Fe y Mendoza y el último tratamiento en Buenos Aires. En ningún momento, el alimento -que como todos los orgánicos, carece de residuos tóxicos- es manipulado por personas.

“En las plantas externas, la fruta y la verdura se hacen puré. En el caso de la fruta, se le agrega un poco de vitamina C, que es antioxidante. En las verduras, no, y sólo el zapallo tiene un poco de agua para que el bebe pueda comerlo mejor. El resto es sólo la materia prima procesada”, explicó Peroni. Y agregó: “El puré llega envasado al vacío a nuestra planta. Todo pasa por tubos y bombas, nada de contacto humano. Acá se homogeiniza, se pasteuriza y se envasa”.

Pedidos al instante
Con apenas unas muestras, la emprendedora se reunió con las cadenas de supermercados, que inmediatamente hicieron sus pedidos. “Tuvimos que demorar entregas porque no habíamos empezado y ya teníamos órdenes”, recordó. NutriBaby salió al mercado con 5 sabores (de frutas y vegetales como manzanas, peras y zapallos) y en 3 tamaños.

En seis meses, las ventas le permitieron recuperar la inversión inicial y la facturación prevista para el primer año ascenderá a 2,5 millones de pesos. “Ya estamos hablando con compradores de Europa, Australia, India, Estados Unidos y el Cono Sur. Enviamos muestras y estamos más avanzados con Paraguay y Brasil. Algunos son pedidos con marca propia, y otros, para terceros”, explicó Peroni.

Según destacó, los productos tienen la certificación de la Organización Internacional Agropecuaria, la International Federation of Organic Agriculture Movements y la Fundación Sociedad Argentina de Pediatría. También tienen la aprobación kosher (tradición judía) y son aptos para celíacos.

La compañía, que emplea 7 personas, aumentará su capacidad de producción y ampliará la variedad de productos en 2010.

Web: http://www.nutri-baby.com/

Fuente: La Nación (texto y foto)

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion